martes, diciembre 20, 2005

China: sexta economía del mundo

China se ha encaramado a la sexta posición mundial por tamaño del PIB. La noticia es relevante puesto que el peso específico de China en la economía mundial y, por lo tanto, su capacidad de influir en decisiones internacionales, está en clara expansión.

Lógicamente, si consideramos PIB per cápita el valor de esta información es muy relativo. Pero aun así, es obligado volver la vista hacia oriente y tratar de entender algunas implicaciones del crecimiento chino.

En primer lugar, me parece una muy buena noticia en términos generales. El crecimiento de China influirá en un mayor nivel de vida en ese país y ayudará a eliminar la pobreza. Queda mucho para que los beneficios se noten a lo largo y ancho del país y para que ese crecimiento implique mejores condiciones laborales para los trabajadores chinos, pero sin crecimiento económico, tal cosa sería simplemente inviable.

El crecimiento de China, y también el de la India, puede servir de impulsor para el crecimiento en otros muchos países del entorno. Es un elemento crítico, por tanto, para erradicar la pobreza en Asia.

Pero está claro que estos ritmos de crecimiento no pueden ser indefinidos. Es muy previsible que haya correcciones en el futuro. Si estas correccione son abruptas (una crisis monetaria repentina, por ejemplo), las consecuencias pueden ser desastrosas para la economía mundial. Aparte del monetario hay otros factores de riesgo como el encarecimiento progresivo del petróleo. Espero, por el bien de todos, que si se produce una corrección en China sea un fenómeno gradual.

No hay comentarios: