lunes, enero 30, 2006

Cuidado: Si eres deportista igual la libertad de expresión no es para tí.

Me acabo de encontrar con esta noticia aparecida en TMCNet (no, no sé qué es TMCNet, es la primera vez que lo veo en mi vida).

Parece ser que el Comité Olímpico Japonés ha prohibido a sus deportistas que escriban blogs durante la celebración de los Juegos Olímpicos de Invierno (a los deportistas que participan en los Juegos, claro, no a los demás). El tema es que a los deportistas les están prohibidas las actividades periodísticas mientras participan en unos Juegos Olímpicos y podrían ser descalificados.

Como siempre en estos casos, probablemente hay alguna cuestión de fondo que ha llevado al Comité Olímpico Internacional a tomar tan drástica medida. Pero yo no me explico cómo una norma reglamentaria puede estar por encima de un derecho básico como el de la libertad de expresión.

Yo podría entender que se les prohibiese "divulgar mensajes, textos u opiniones que pudiesen alterar el normal desarrollo de las competiciones", entendiendo por ello que no deberían difamar a sus rivales, poner a parir a los jueces o circular rumores tendentes a deslegitimar los resultados.

Pero de ahí a prohibirles cualquier actividad periodística hay un largo trecho (¿qué pasa si uno escribe una columna de literatura en un periódico local?) y más largo es el trecho al prohibirles escribir blogs.

Me parece lamentable.

2 comentarios:

Arantxa dijo...

No es lo mismo :-) pero sé que a las participantes de Miss España tampoco les dejan hablar con los medios (y supongo que tampoco escribir blogs, si es que en el certamen saben lo qué es) desde que son elegidas Miss su provincia y el certámen de Miss España...

Fabián dijo...

Arantxa, lo curioso es que la noticia no dice que a los deportistas les prohíban hablar con los medios. Entrevistas sí pueden dar. Lo que no pueden hacer es actuar de periodistas.

Parece que hubo un problema en las olimpiadas del 92, cuando Carl Lewis transmitió por teléfono móvil a un medio de comunicación sus impresiones sobre la ceremonia inaugural. No sé qué tipo de problema será, pero imagino que tiene que ver más con derechos exclusivos de retransmisión y dineros de por medio que con cuestiones realmente deportivas.

En cuanto a las Misses imagino que las limitaciones son también por un afán de controlar todo lo que "sale fuera". También debe haber temas de exclusivas y demás.

En todo caso, no entiendo cómo se puede prohibir que un deportista escriba, por ejemplo, una crónica personal sobre cómo fue una competición. Y mucho menos lo entiendo si lo hace de forma gratuita en su blog personal.