jueves, noviembre 30, 2006

Lecciones de comunicación empresarial 1

Ya dijo el sabio Confucio que si la naturaleza te dotó con dos orejas y una sola boca es para escuches el doble de lo que hablas.

Hay gente que no escucha y sólo habla. Y luego pasa lo que pasa, que hay "comunicadores" no se enteran de qué va el tema.

Electronic Arts: si me criticas no te ajunto

En Merodeando, el blog de Julio Alonso.

Se lo he puesto en un comentario, pero no puedo resistir la tengación de publicarlo en mi blog. Es una lección de lo que NUNCA, NUNCA, NUNCA se puede hacer en comunicación empresarial.

Para otro ejemplo de malacomunicación, no tan grave pero más entretenido, se puede hacer click aquí o aquí.

Convención numérica

Resulta un tanto incómodo que, en la era de la globalización, utilicemos diferentes estándares para escribir números dependiendo de los países.

En inglés: 28,900.5
En español: 28.900,5

Para decir lo mismo.

Esto lleva ocasionalmente a confusiones y a fallos en hojas de cálculo cuando el sistema no está correctamente configurado.

¿No es hora de ir avanzando hacia estándares internacionales en este terreno?

miércoles, noviembre 29, 2006

Lectura obligatoria para periodistas

Esta entrada de fogonazos es lectura obligada para periodistas y aspirantes a periodistas.

Periodismo y verificación de datos

Con la estrechez de las plantillas en las redacciones españolas, dudo que se pongan en marcha sistemas similares aquí. Y nos vendría muy bien.

Lo que más me ha gustado es lo de Santiago Segura, cuyas declaraciones fueron verificadas por otras vías en una entrevista reciente. Pone de manifiesto una máxima que debería cumplir la prensa y no lo hace: aunque lo diga el entrevistado, no se debe publicar si no es cierto.

La aplicación de esta norma evitaría que muchos periodistas fuesen utilizados com instrumento de manipulación informativa.

martes, noviembre 28, 2006

A patadas con el lenguaje

Me da un amigo un amable tirón de orejas por escribir en un correo electrónico que le voy a enviar un "pdf".

Tiene razón mi amigo, que es filólogo para más señas, al decir que un "pdf" es un documento electrónico, o simplemente un documento.

Creo que mis argumentos sobre cómo cambian los idiomas no le van a convencer. Le he contado cosas como que al igual que el agua fluye hacia el mar, el lenguaje fluye hacia su degeneración creativa, y que si no sé qué del Ave Fénix, que una vez muerto el lenguaje vendrá otro regenerado, y otra sarta de argumentos que yo mismo no me creo del todo, pero que me servían para defender mi indefendible postura.

Lo cierto es que ya es común decir y oir frases como "pásamelo en un Word", "te envío el Excel que me pediste", "allá va el pdf (leasé pedeefe)", "hay que hacer un cortipego"...

Y ya no escribimos artículos, sino que blogueamos o posteamos; no ponemos etiquetas, sino que tagueamos... La cosa degenera a un ritmo sangrante.

En el sector de las tecnologías, por ejemplo, he oído decir a gente -por lo demás bien formada y educada- que tal o cual solución es "transparente" para los clientes, utilizando el término transparente con un sentido radicalmente opuesto a su significado real. Es decir, que lo que quieren decir es que el cliente no tiene por qué enterarse de cuáles son los entresijos que permiten a dicha solución tecnológica funcionar correctamente y sólo ve el resultado final. Vamos, que es opaca.

He dicho bien "solución tecnológica", porque evidentemente ya nadie vende productos ni servicios, que eso es cosa del pasado. Todos vendemos soluciones, lo cual, intuyo, presupone la existencia de un problema que hay que resolver.

También hablamos mucho en el sector de que ofrecemos soporte (¿qué tiene de malo asistencia técnica?) como si a los clientes les faltase una pata y necesitasen apoyarse en algún sitio.

Y en lo que considero el colmo de la degeneración lingüistica, alguien habló en algún momento de "deploymentar" la infraestructura tecnológica. Cuando me lo contaron, me quedé atónito.

No sé si la RAE acabará por admitir estos y otros términos como sustantivos comunes, adjetivos y verbos, pero de momento me parece que le hacemos un flaco favor a nuestro idioma si no nos esforzamos por hablar y escribir con un poco más de corrección y precisión.

PS: Yo tampoco soy un García Márquez, así que ruego comprensión e indulgencia de los lectores por los errores lingüísticos que seguro que cometo en mis artículos.

lunes, noviembre 27, 2006

Atención vs. reflexión

En Periodistas 21, he encontrado este artículo, del que me ha llamado la atención la entradilla (lo cual me invita a la reflexión).
¿Guerra de vídeos? El PP y el PSOE se han lanzado ahítos a la videocracia. No es de extrañar. Es barato, efectista y un soporte magnífico para la propaganda: no necesita reflexión, sólo atención. No tiene autoridad, sólo impacto.
Desgraciadamente, es demasiado cierto que en el mundo de la comunicación, tanto en la política como en el entorno empresarial, hemos primado la atención sobre la reflexión.

Los comunicadores peleamos por 15 segundos de gloria en un telediario, por un titular efectista, por impactos online que atraigan lectores hacia una marca. Y a los comunicadores más superficiales parece que les importa poco lo que haya detrás de un anuncio, una rueda de prensa o un evento público.

Y ha sido así desde hace años. Recuerdo nítidamente la excelente película Primera Plana. En una escena, en plena efervescencia redactora, se produce este diálgo entre Jack Lemon -periodista-, Walter Matthau -director del periódico:
- Walter Matthau: ¿Dónde has puesto el nombre del periódico?
- Jack Lemon: En el segundo párrafo
- Walter Matthau (enfadado): ¿Y quién lee el segundo párrafo?
Acto seguido rompen el folio y Jack Lemon comienza a escribir de nuevo.

¿Podríamos llegar a transformar la profesión de comunicación para invitar más a la reflexión y luchar menos por la atención? ¿llegará un momento en que sea tan relevante la discusión sobre el segundo y tercer párrafos como el titular y la entradilla?

Lo veo difícil, pero no imposible.

viernes, noviembre 24, 2006

Un vídeo genial sobre el liderazgo y el cambio

Me ha encantado:



Vía multimaníaco que a su vez lo encontró en Consultor Anónimo.

Nota: el corto se repite con la música cambiada.

Blogs corporativos: el reto de la comunicación en las empresas

Me ha resultado muy atractiva la mesa redonda de ayer sobre blogs corporativos que ha organizado la Fundación Barcelona Digital.

He aquí varias cosas que me han llamado la atención sobre el transcurso del evento, lo que se dijo y lo que no se dijo:

Sobre el evento:

La organización fue buena, con un auditorio grande bastante concurrido. Se agradece el esfuerzo.

Había gente blogueando desde la sala (y Enrique desde la mesa). Eso originó un curioso diálogo paralelo online que tiene su gracia. A punto estoy de decir que cuando otra persona está hablando -especialmente si soy yo-, quizá no sea del todo correcto estar prestando atención al portátil en vez de al orador. Pero lo considero una muestra más de las capacidades que nos brindan las tecnologías de comunicación en nuestros tiempos. Me consta que la mayor parte de la gente con portátiles estaban tomando notas sobre lo que estaban escuchando y, algunos, publicándolo.

Sobre lo que se dijo:

Otro Blog Más publica unas notas sobre lo que dijo cada uno.

Catorze.blog hace un buen resumen del contenido.


Hubo algo de debate sobre lo que realmente es un blog corporativo. Soy de la opinión de que los blogs son de naturaleza esencialmente personal y así lo manifesté, pero que pueden utilizarse con fines corporativos y profesionales. Creo que es una opinión bastante extendida. Pero en todo caso puede originar cierta confusión en las empresas a la hora de establecer quién escribe en nombre la Compañía -mensaje oficial- y quién lo hace a título personal. Es un debate que permanece abierto.

Hubo una pregunta muy pertinente sobre la credibilidad de un blog corporativo. Es decir, ¿no le resta credibilidad a una opinión sobre una empresa el hecho de que esté emitida por alguien que trabaja en la empresa? ¿no hay gato encerrado? ¿no hay una sospecha de utilización del blog como mera herramienta de marketing? Mi opinión es que la credibilidad se la construye cada uno con su trayectoria y la solidez de sus argumentos y textos. Si un lector confía en un blogger porque le facilita informaciones y opiniones valiosas, y si hay transparencia en la relación (es decir, que no se oculta para quién trabajas), no creo que haya un déficit de credibilidad. Traté de responder a la pregunta en esta línea, pero no sé si fuí muy claro en mi exposición.

Lo que no se dijo:

No se puede abarcar todo, indudablemente, en un evento de un par de horas. Pero creo que nos dejamos dos temas importantes en el tintero que deben ser incluidos como parte del blogging corporativo.

El primero es el valor que tienen los blogs como instrumento de formación dentro de las empresas. Es un instrumento un tanto desestructurado (no formación reglada), pero creo que no hay duda de que la lectura de blogs -en las intranets corporativas y en Internet- mejoran el nivel de conocimiento de la plantilla en términos generales y exponen al profesional a muchos más datos y opiniones informadas.

El segundo tema es el valor del blog como herramienta de creación de una marca personal. En la sociedad del conocimiento en la que operamos, hay que tener talento, pero eso no basta. También hay que dar a conocer ese talento al mundo exterior. Las empresas viven del conocimiento y talento de sus profesionales y es bueno, tanto para el profesional como para la empresa, que los clientes conozcan el valor de los profesionales que les van a prestar servicio. El blog de los profesionales es una herramienta excelente para cumplir este objetivo.

jueves, noviembre 23, 2006

Mesa Redonda sobre blogs corporativos

Hoy me toca. He sido invitado por la Fundación Barcelona Digital a participar en una mesa redonda/debate sobre "Blogs Corporativos: el reto de la comunicación en las empresas".

Mi parte consistirá en exponer la visión y experiencia de IBM en este terreno. Una experiencia grande y compleja, por cierto.

Participarán en el debate Enrique Dans, Claudio Bravo y Hugo Pardo. Todos conocidos en el entorno bloguero.

Mañana os cuento cómo ha ido.

miércoles, noviembre 22, 2006

Globalización y empleo

Acabo de leer una interesantísima columna de William Pfaff en La Gaceta de los Negocios titulada "La Globalización" [el enlace ya no está disponible].

Creo que destaca algunos aspectos esenciales a la hora de entender el impacto de este fenómeno sobre el empleo. He aquí un par de extractos y mis comentarios:
"A los trabajadores de los países ricos se les prometió que acabarían beneficiándose de la globalización. En lugar de eso, se han encontrado con que sus países se hacen más ricos, al igual que las empresas y los ejecutivos, pero la gente trabajadora normal se empobrece de forma objetiva".
No estoy seguro de que esto sea cierto para todos los países desarrollados. Creo recordar que he visto este tipo de comentarios asociados a la evolución salarial en Estados Unidos. En todo caso, es una buena advertencia contra lo que yo llamaría "patriotismo empresarial". Frente a aquellos que constantemente defienden sacrificios por el bien de las empresas nacionales, y por tanto de la nación, surge la constatación de que el enriquecimiento de un país de las empresas de un país no significa necesariamente enriquecimiento de sus ciudadanos. Ni siquiera a largo plazo.

Hay pocos trabajos de fabricación o profesionales, si es que hay alguno, en los países avanzados que no puedan eventualmente ser sustituidos por otros con costes mucho más bajos en otro sitio.

Tampoco se ha apreciado del todo, hasta ahora, que la propias empresas y sus directivos están sujetos a esta lógica. ¿Por qué los fabricantes indios o indonesios de productos que los clientes corporativos americanos, europeos o japoneses venden en mercados más sofisticados no eliminan esta costosa dirección superior y asumen ellos mismos las funciones de las centrales que ahora están en Chicago, la City de Londres o Fráncfort (y de los ejecutivos que ahora pasan el tiempo en Saint Moritz)?
Un comentario brutal. Todo se puede deslocalizar. La sede corporativa también. Por lo tanto, los temores sobre el empleo no son sólo para los empleados "bluecollar", también para los "whitecollar", los profesionales especializados y los directivos.

El texto de Pfaff aboga posteriormente por un capitalismo más humanizado en el que la obtención de beneficios no sea el único objetivo empresarial, sino también la creación de empleo de calidad. Pero lo cierto es que no da muchas pistas sobre cómo conseguirlo (más allá de una nítida alabanza del keynesianismo por tener un contenido más humanista que otras doctrinas económicas).

Yo estoy convencido de que el desarrollo económico en China, la India, Rusia, Brasil, etcétera es una excelente noticia para todos.

Cierto que hay riesgos para las empresas occidentales, que tienen ante sí nuevos y temibles competidores. Y cierto que se está produciendo un proceso de deslocalización empresarial que afecta tanto al empleo como a la dirección de las empresas.

Eso nos obliga a desarrollar modelos de negocio más competitivos, innovadores, en permanente estado de cambio. Los modelos de negocio de los países más desarrollados deben estar basados en el alto valor añadido de los productos y servicios y no en bajos costes de mano de obra. Cada país, cada sociedad, debe analizar en qué puede ser más competitivo, qué áreas de conocimiento debe fomentar y cómo explotar sus posibilidades de forma más eficiente. Una apuesta decidida por la formación y el desarrollo profesional es clave, ya que no hay posibilidad de competir simplemente en costes y es forzoso encontrar y reinventar continuamente los nichos de oportunidad para las economías desarrolladas.

Pero además hay que tener en cuenta que el desarrollo en otros países tiene consecuencias a medio y largo plazo:
  • Al crecer la riqueza en esos países, crecen también los precios de los productos de consumo, los costes salariales, los precios inmobiliarios y los costes de instalación. A largo plazo (quizá demasiado largo para quienes no se puedan adaptar), las ventajas de la deslocalización se diluyen poco a poco y también en esos países tendrán que buscar sus nichos de especialización, donde son más competitivos por precio y conocimientos, para mantener los ritmos de crecimiento.
  • No son sólo proveedores de mano de obra. También son mercados. De forma creciente, su capacidad de consumo irá demandando que gran parte de su producción se quede en el país. También son países importadores de productos y servicios de calidad, lo cual representa una oportunidad para las empresas de los países desarrollados.
  • El desarrollo económico trae consigo mayor estabilidad geopolítica. Creo no estar equivocado al decir que, desde que ha empezado esta etapa de gran desarrollo económico, las posibilidades de conflicto armado con China han decrecido notablemente. La India todavía tiene pendiente resolver de forma pacífica los contenciosos con Pakistán, pero tengo la sensación de que los peligros internos de explosiones sociales en la India son bastante reducidos (es una impresión personal).
Son sólo unas notas a vuelapluma de alguien que se confiesa optimista patológico, incluso cuando hablamos de globalización.

lunes, noviembre 20, 2006

Misión, visión y valores en versión KISS

En el mundo empresarial nos hemos complicado la vida. Nos devanamos los sesos buscando razonamientos que lleven a nuestra empresa a una posición social más elevada que la de simple instrumento para generar riqueza.

Estamos impregnados quizá de una moral que nos dice en el subconsciente que ganar dinero no es un objetivo lo suficientemente ético por sí mismo (al menos en la moral mediterránea y católica, en el mundo protestante anglosajón parece que este tema lo tienen más claro).

Por eso, las empresas se afanan por definir una misión, una visión y unos valores que vayan más allá de la acumulación del vil metal. Algunas de esas misiones, visiones y valores llegan a ser ilegibles e incomprensibles, pero no parece que importe mucho.

Esta entrada de El Blog Salmón, donde explica el principio KISS (Keep it Simple Stupid!) en los negocios, me ha hecho recordar una pequeña anécdota de mis primeros años de periodista.

Yo estaba en Polonia en 1993 entrevistando empresarios y directivos de grandes empresas públicas y privadas. Eran gente interesante, puesto que provenían casi todos del antiguo partido comunista y, aún así, habían abrazado el naciente capitalismo con un entusiasmo casi febril.

En una de aquellas entrevistas le pregunté al directivo por los objetivos de su empresa. Su respuesta fue directa y efectiva: "We make money", contestó de forma escueta.

Creo que no es posible sintetizar mejor la misión, visión y valores de una empresa en el sistema capitalista.

lunes, noviembre 13, 2006

El difícil oficio del astrólogo tecnológico

Lo de adivinar el futuro ya no es cosa exclusiva de los colegas de Íker Jiménez cuyas andanzas y cualidades científicas están maravillosamente descritas aquí.

Tampoco es un trabajo reservado a los economistas, a quienes se suelen pedir cosas como que sepan de antemano lo que van a subir o bajar las acciones de una empresa, cuánto va a crecer una economía, o la futura evolución del paro. Los economistas suelen comentar, con razón, de que sus predicciones son siempre "caeteris paribus". Es decir, que si se cambian los parámetros o los datos utilizados en el modelo, la predicción se va a hacer puñetas.

En el sector de las tecnologías de la información no queremos ser menos y nos lanzamos, con cierta frecuencia, a prever el devenir de los acontecimientos.

Hoy, por ejemplo, me he encontrado a Bill Gates anunciando la futura desaparición del Mouse. El razonamiento es que este dispositivo será sustituido por métodos más naturales de interacción con el ordenador (órdenes verbales y órdenes transmitidas mediante pantallas táctiles). En algún medio de comunicación le dan tanta importancia al anuncio que consideran que el pobrecito ratón está sentenciado a muerte.

Es un planteamiento atractivo, que ya se ha hecho varias veces, por cierto. Lo novedoso ahora es que lo diga Bill Gates y por eso sale en la prensa. Pero, la verdad, tengo mis dudas respecto a que esta predicción se cumpla. Me explico. Sí creo que evolucionarán los sistemas de interacción natural con el ordenador, pero no creo que en un plazo de tiempo previsible esos nuevos sistemas vayan a sustituir a los dispositivos que utilizamos habitualmente.

Hay varios motivos para la duda. El primero de ellos es que, trabajando en oficinas donde hay otras personas delante, se formaría un lío de pelotas si todos nos lanzamos a dar órdenes verbales a nuestros ordenadores. Usando teclado y ratón, somos todos mucho más discretos.

Recientemente se han hecho otras predicciones notables. Una de ellas vaticina que Vista será el último sistema operativo lanzado por Microsoft. ¡Guau! Soy incapaz de saber si esta predicción se verá confirmada en el futuro o no. Pero un tanto audaz sí que me parece, sí.

Ha habido a lo largo de la historia del sector de las tecnologías muchas predicciones que se han ido al traste. Uno recuerda vágamente las fábulas sobre cómo los ordenadores iban a tomar conciencia de sí mismos y a dominar el mundo. Otras previsiones, como que los ordenadores jugarían al ajedrez mejor que los humanos, se han cumplido sobradamente, aunque sin dotar a los ordenadores del más mínimo atisbo de inteligencia (sólo a base de fuerza bruta).

Yo me suelo escudar en que me he dejado la bola de cristal en casa para evitar hacer predicciones de futuro, aunque de cuando en cuando se me escapa alguna.

A lo que sí me atrevo es a poner sobre la mesa un elemento que los futurólogos de nuestro sector suelen pasar por alto:

Somos animales de costumbres.

Y, por lo tanto, por mucha predicción que hagan los sabios y los gurúes sobre las posibilidades de las tecnologías, es sólo el uso masivo y continuado de los nuevos inventos lo que los convierte en una realidad social. Si alguien no me cree, que se pregunte por qué seguimos utilizando teclados QWERTY.

viernes, noviembre 10, 2006

El sueño que no cesa: alcanzar a Europa

Desde mi más tierna infancia Europa es la gran referencia. Todo, absolutamente todo lo que se ha hecho en España desde entonces está dirgido a un único objetivo: alcanzar a Europa (o, mejor aún, a los países más desarrollados de Europa).

Ni siquiera 20 años después de habernos subido al carro de la Unión hemos conseguido el objetivo. Es el sueño que no cesa; que no abandona nuestra imaginación; ni la de nuestros ministros, parece.

Industria prevé que en dos años España igualará el nivel europeo TI


Me voy a poner un aviso en el calendario para comprobar si en dos años se ha conseguido el objetivo o tendremos que seguir soñando.

Vía: VNUnet

lunes, noviembre 06, 2006

Otro despropósito de la II Guerra Mundial

Acabo de leer una historia curiosa.

En plena Guerra Mundial, a principios de 1943, Winston Churchill está viajando por el Norte de África y Gibraltar. Mantiene reuniones con Eisenhower, Marshall, Alexander, Ismay y otros generales americanos y británicos para decidir qué hacer una vez que han expulsado a Rommel del desierto y el África Korps, junto con todas las tropas italianas de Libia y Túnez, ha pasado a la historia.

Los alemanes están al tanto de las andanzas de Churchill y saben que va a volver pronto a Gran Bretaña. En esto, un hombre gordo que va fumando un puro embarca en el vuelo regular entre Lisboa y Londres (vuelo que se mantenía con normalidad a pesar de la guerra). El servicio secreto alemán informa de que Churchill va en ese vuelo y un avión de combate alemán lo derriba, matando a sus 13 pasajeros, entre ellos un conocido actor británico.

Lógicamente, el primer ministro británico no iba en ese vuelo.

Como comenta el propio Churchill en sus memorias "la crueldad del acto [derribar un avión de pasajeros] es sólo comparable a la estupidez de los agentes alemanes". Pensar que la máxima autoridad del Imperio Británico va a reservar plaza en un vuelo regular en pleno apogeo de la guerra sólo está al alcance de mentes subdesarrolladas.

Churchill partió hacia Londres ese día desde Gibraltar en un vuelo nocturno, escoltado por cazas y que dió un largo rodeo por el Atlántico para evitar las patrullas alemanas.

Otro despropósito más en la larga cadena de despropósitos que fue la II Guerra Mundial.

viernes, noviembre 03, 2006

El mundo del deporte inicia una batalla perdida

Leo en El Mundo que El negocio del deporte se levanta contra YouTube.

El motivo, claro está, es evitar que se transmitan libremente por Internet imágenes sobre las que las ligas profesionales de fútbol, baloncesto y otros deportes tienen los derechos exclusivos, propiciando millonarios contratos con las televisiones.

Dice el ex-futbolista Karl-Heinz Rummenigge, presidente del consejo de administración del Bayern que "estos derechos exclusivos son sistemáticamente violados a través de plataformas en la Red, y no lo vamos a permitir".

Es posible que con esta denuncia consigan eliminar dicho material de YouTube o sacarle algún dinerillo a Google, su flamante propietario.

Pero a largo plazo es una batalla perdida. Alguien, en alguna parte, emitirá esas imágenes.