martes, enero 30, 2007

Fin de época

¿Alguien se imagina a sí mismo comprando periódicos dentro de 5 años?

Yo no.

Cuando estudiaba periodismo un profesor nos decía que nuestra generación vería desaparecer los periódicos en papel. En aquel entonces me pareció una percepción exagerada. Hoy me parece que no iba descaminado.

Es posible que siga existiendo algo de prensa en papel dentro de unos años. Pero imagino que será la gratuita la que finalmente perviva. La prensa de pago lo tiene complicado para redefinir su hueco en el ámbito de la comunicación.

8 comentarios:

Wonka dijo...

Yo no sé si me imagino a mí o no, pero sí me imagino a muchísimas personas en España leyendo periódicos de papel. Hasta ahora, la penetración de este medio no ha caído. Más bien, con la llegada de los gratuitos, ha aumentado un poco. Imagino que éstos les están quitando algo de mercado a los de pago, pero internet no parece haberles pegado un gran bocado. Todo esto en España, claro, con una penetración de Internet muy bajita en bastantes segmentos de edad.

Fabián dijo...

Tienes razón Wonka. Los que trabajamos todo el día pegados a un ordenador olvidamos con frecuencia (y a veces creo que a propósito) a los millones de personas que no tienen el PC e Internet en el centro de su vida profesional.

Muchísima gente seguirá leyendo prensa en papel durante muchos años, de eso no hay duda. Lo que sí creo es que hay una pérdida de peso específico en términos de impacto de esa prensa. No tanto por el número de lectores, que podrá seguir siendo elevado, sino por su segmentación.

Como indica Enrique Dans en el texto que enlazo, el poder como referencia de los artículos en papel entre la gente que está estudiando MBAs es cada vez menor. Antes, una fotocopia de un artículo del New York Times era relevante. Ahora lo relevante es el enlace.

En todo caso, si unes el efecto de la información online (que captura gran parte del bocado de lectores de empresas, instituciones, etc), con el efecto de los gratuitos (que captura lectores entre los que viajan en metro y quizá a muchos de los que no se informan online), a la prensa de pago le queda una posición incómoda. Como en medio de ninguna parte.

Aparte del número de lectores hay otras variables que determinarán el futuro de la prensa: evolución del mercado publicitario (no siempre ligado al número de lectores), grupos de interés que quieren mantener determinadas cabeceras, etc.

El futuro no es claro en absoluto y yo me olvidé en alguna parte la bola de cristal, así que no voy a hacer predicciones durante un par de semanas.

arantxa dijo...

Pues en mi modesta opinión, creo que todos (papel, radio, televisión e internet) tienen su lugar. Cuando llegó la radio (y después la televisión y ahora internet) se dijo que la prensa escrita estaba muerta. Y han pasado ya varias décadas.

Es evidente que no vive su mejor momento y que tiene que "reinventarse"... pero ¡qué sería de los domingos sin el periódico, el dominical y el suplemento salmón! :-)

Fabián dijo...

Gracias Arantxa:

Yo lo que creo, y no es más que una opinión personal, es que esa reinvención que mencionas es muy compleja y que no está nada claro hacia dónde tienen que ir los diarios de pago.

Cierto que ocurrió lo mismo cuando surgió la televisión (la radio reacomodó su posición en el espectro de la comunicación).

Pero la situación con la que se encuentran los periódicos de pago hoy en día es de clara incertidumbre. Ellos ven cómo va descendiendo el número de lectores en papel (poco a poco) y cómo aumentan los lectores de sus propios diarios online (a veces a lo bestia, cuando lo hacen bien).

Sin embargo, desde el punto de vista económico, lo que da dinero es la edición en papel y son las redacciones en papel las que sostienen toda la infraestructura para las ediciones online.

La situación es muy incómoda ya que está perdiendo peso (peso relativo en el conjunto de los medios de comunicación) lo que da más dinero y facilita recursos.

Por las conversaciones que mantengo con periodistas y editores, me da la sensación de que no está nada claro hacia dónde hay que tirar del carro ¿redefinir contenidos para darles más valor? ¿apostar por captar publicidad online sabiendo que el mercado publicitario es todavía reticente? ¿pasar de modelos de prensa de pago a prensa gratuita, de forma paulatina, de forma drástica?

Para el usuario, cuantas más opciones mejor. Pero desde el punto de vista empresarial, no está claro que se pueda mantener tanta oferta y tan variada.

klgo dijo...

Esas premoniciones de nuestros profesores !!!! Muy visionario el tipo. Si ya ni escuchamos al chico del extra extra hace rato.

Saludos.

X dijo...

No estoy de acuerdo, me parece una exageración darle un tiempo máximo a la prensa escrita de solo cinco años.

Fabián dijo...

X, lo de los 5 años era una exageración obvia. O más bien una premonición sobre mi actitud personal hacia el esfuerzo que supone ir al kiosco a por el periódico cuando tengo Internet tan al alcance de la mano.

Ni siquiera creo que la prensa escrita (de pago) vaya a desaparecer en un periodo de tiempo previsible.

Lo que sí que creo es que pierde relevancia a pasos agigantados en el conjunto de los medios de comunicación.

Un saludo.

X dijo...

Entiendo, era una exageración, pero a mí, aunque me encanta encontrar información por internet, me dá tanta pena!! tanta pena que se pierda la lectura en papel, el olor a tinta, el tacto de las hojas...puff, no sé, sé que llegará el día que se vaya perdiendo la magia de leer un diario en plena calle, al sol en un banco, mientras viajas, me dá mucha rabia, pero acabará ocurriendo, no en cinco años, pero!!


Saludos.