martes, febrero 13, 2007

Trascender nuestra tribu, un texto para la reflexión.

Para la reflexión. Xavier nos ofrece algunos elementos sobre educación e identidad que considero valiosos:

Trascender nuestra tribu

Me ha gustado especialmente esta frase:

...llevo muchos años sorprendido de que el sentimiento patriótico no esté en el ámbito de lo privado, junto a la religión, tu equipo de fútbol o tus preferencias sexuales y de color de calcetines...
Aprovecho la oportunidad para recomendar la lectura y seguimiento del peculiar blog de Xavier, un compañero de IBM. Es un blog trilingüe (español, inglés y catalán, sin que el orden de los idiomas tenga importancia alguna) y habla de cosas tan variadas como el desarrollo de software, los estándares abiertos, la educación de los niños o pasear en bicicleta.

Quizá sea una muestra de que eso de que hace falta mantener el foco para hacer un buen blog quizá tenga algo de mito.

1 comentario:

Daniel Olano dijo...

Perdóname por la osadía, pero lo que me sorprende a mi es que le o te sorprenda tal cosa. Ojalá fuese así, que ese sentimiento se limitase al ámbito privado (por cierto, para nuestra desgracia la religión tampoco está circunscrita a ese ámbito), pero en este momento considero que es imposible, y yo creía que la razón es obvia: los estados-nación son funcionales en la medida en que su población es socializada en la idea de que dicho estado-nación es su "patria", esa institución en la que debe volcar su imaginario, su sentimiento de pertenencia a una comunidad, etc. Por ello, entiendo que el sentimiento patriótico está radicado en el ámbito público por la sencilla razón de que es nada menos que el estado-nación el que así lo mantiene, porque nos quiere socializados en el sentimiento de pertenencia a él.
Pero la reflexión es buena: no cabe decir lo que dice Xavier si no se pone en duda la misma pervivencia del estado-nación como modelo de organización política. De no ser así, no cabe hacer esa reflexión. O eso me parece a mi. Un saludo.