jueves, marzo 08, 2007

Peculiaridades de la prensa española

En el Financial Times se han fijado en que la prensa española está aguantando bastante bien el empuje de Internet (e incluso el de los periódicos gratuitos).

El artículo (de suscripción), citando fuentes de Deloitte, El Grupo Prisa y Vocento, señala varias peculiaridades de la prensa española:
  • Efectividad de las promociones para sostener el volumen de lectores (una efectividad que estaría en declive por saturación).
  • Gran peso de la información local, lo que lleva a un modelo de prensa descentralizado y a la relevancia de las ediciones locales. Aparentemente, Internet todavía no satisface la necesidad de información local y los periódicos regionales aguantan.
  • Los gratuítos, más que comerse un trozo del pastel de lectores, han creado un mercado de lectores nuevo (el que correspondería a los tabloides y prensa popular en otros países).
  • La publicidad online está creciendo, pero sigue siendo algo reducido (el 2,8% del total).
El artículo concluye diciendo que el riesgo real para la prensa española estaría a medio plazo, entiendo que se refiere al momento en que realmente se desarrolle la publicidad en Internet y las empresas desplacen partes sustanciales de sus presupuestos.

En fin, un contrapunto interesante para los que vaticinamos (sin estar seguros del todo) el declive de la prensa en papel.

2 comentarios:

Félix dijo...

Al hilo de este comentario, veía anoche en una TV local una entrevista a una periodista directora de un medio escrito también local, y hablaban sobre la competencia de Internet. El problema es lo poco que sabe la gente, porque el periodista que dirigía la entrevista, que se manifestaba muy interesado y seguidor de estas cuestiones, confundía confidenciales, blogs de noticias, etc., etc., para terminar diciendo que copiaban y pegaban el trabajo de los periodistas profesionales. Ella daba la sensación de tener una visión algo más clara. El problema es la imagen negativa hacia los blogs que transmitían al televidente. Por suerte, no creo que fuéramos más de tres o cuatro.

Benito Castro dijo...

Me parece certero el análisis del que te haces eco. Encaja de otro lado con la posición española en, por ejemplo, el uso de las nuevas tecnologías en los procesos de producción, en el que también estamos por debajo de la tendencia generalmente extendida en los países occidentales en los que es mayor ese uso lo que les permite alcanzar mayores cotas de productividad, productividad que paliamos en nuestro suelo patrio a base de echar más horas de trabajo.