lunes, marzo 12, 2007

Tortuoso camino hacia la igualdad

Siempre me he manifestado a favor de la igualdad plena de derechos y obligaciones de hombres y mujeres, tanto en el ámbito laboral como en el doméstico.

En el Reino Unido han decidido tomar el toro por los cuernos:

Reino Unido recorta hasta un 40% el sueldo de sus funcionarios para equipararlo al de las mujeres
Se calcula que 1,5 millones de funcionarios trabajan en la administración local en Reino Unido, gran parte de los cuales verán encogerse su próxima nómina. El objetivo de la medida es que los sueldos de las 700.000 mujeres funcionarias locales se equiparen a los de los hombres, que sufrirán recortes de sus ingresos en entre un 15 y el 40% (es decir, entre 3.000 y 22.000 euros menos al año) para poder hacer frente a las mejoras en los sueldos de las mujeres.
Parece que la rebaja de sueldos -referida sólo a administraciones locales- no está reñida con ninguna ley, sino que refleja unos acuerdos sindicales de hace unos años.

Puede parecer un camino algo tortuoso para conducir a la igualdad. Pero pensándolo bien, ¡vaya peazo medida que se acaban de inventar! Es un 2x1: reducen la desigualdad y eliminan la presión inflacionista de los salarios con una sola acción (estoy de coña, claro).

Y ahora en serio.

Gran parte de las desigualdades salariares entre hombres y mujeres están relacionadas con la edad, los años de experiencia, el momento tardío en que muchas mujeres se incorporaron al trabajo, la ruptura de carrera profesional que para muchas mujeres supone la maternidad, etcétera.

Estas razones más o menos objetivas no excluyen el hecho cierto de que existe discriminación. Puede ser discriminación salarial o, más comunmente, laboral (que determinados puestos de trabajo sólo sean ocupados por hombres en determinadas empresas, que los puestos de menor rango -labores de limpieza- estén siempre ocupados por mujeres, etcétera).

Existen "tapones" laborales. Si los puestos de mayor responsabilidad están ocupados por hombres de unos 50 años que no se van a jubilar hasta los 65, durante los próximos 15 años será imposible que se iguale la situación. Pero la discriminación no se puede solucionar bajándole el sueldo al que cobra más o echando a la calle a los que forman ese tapón. Lo adecuado es crear políticas de vigilancia que impidan que esos puestos estén siempre ocupados por hombres y que promuevan una contratación más o menos igualitaria en todos los niveles de una organización concreta.

Además, es mi opinión personal que para que exista igualdad laboral es también necesario que exista igualdad en el ámbito doméstico. Si siempre es la mujer la que sacrifica unos años de su carrera cuando llegan los hijos, si siempre es la mujer la que se encarga de la casa y de los niños... no habrá manera de conseguir un mercado laboral igualitario.

Pero eso de bajar sueldos... como que no parece la mejor medida, la verdad.

3 comentarios:

Arantxa dijo...

Efectivamente, la igualdad no se consigue rebajándole el salario a nadie.

Personalmente, creo que todo es una cuestión de educación y que nos costará a todos muchos años para que realmente estemos todos, hombres y mujeres, en igualdad de condiciones. Como bien apuntas, si al final es siempre la mujer quien acaba "renunciando" (diría más bien anteponiendo su esfera familiar) a su carrera laboral, nunca conseguiremos la igualdad. Y creo que es todo una cuestión de educación, de transmisión de valores desde nuestra más tierna infancia.

Por último, creo que ejemplos como los de Amparo Moraleda de IBM y, sobre todo, Rosa García de Microsoft (quien disfrutó de sus 16 semanas de baja por maternidad sin que nada pasara en su empresa) son unos ejemplos muy valiosos para allanar ese camino que todos hemos de recorrer juntos

-Xv dijo...

Si lees la noticia en La Vanguardia,la cosa tiene otro aire: no es que alguien se haya despertado con esta idea luminosa, sino que la legislación de la UE obliga a la equiparación salarial y las administraciones locales no tienen recursos para equiparar hacia arriba.

Fabián dijo...

Gracias por los comentarios:

Xavier: hace tiempo que sospecho que La Vanguardia es el mejor periódico escrito en lengua castellana. Matizan las informaciones mucho mejor que los demás y esta noticia es un buen ejemplo.

Pero en todo caso, el resultado es el mismo. Habrá gente a la que le bajen el sueldo "para igualar". E imagino que si llevas 20 años con un determinado nivel salarial y te dicen que te van a bajar el sueldo por una cuestión de equiparación social... ¡se te tienen que llevar los demonios!