lunes, abril 30, 2007

De profesión "canapero"

Hacía tiempo que no ocurría, pero en un evento que hemos celebrado recientemente en IBM apareció una pareja de esa rara estirpe de profesionales cuya única actividad conocida es la de comer canapés.

Son gente que se presenta en ruedas de prensa, pero no en todas, sólo en aquellas en las que se anuncia un desayuno, un cóctel o un vino español. Se identifican como periodistas de algún medio extravagante, aguantan unos minutos de charla, se lanzan a por el vino, los bocaditos o cualquier cosa que circule alrededor y luego se marchan con una amable sonrisa.

Como responsable de comunicación y dueño del evento tu primer impulso es echarlos, pero te das cuenta de que se va a montar un pollo brutal y no merece la pena. Así que les dejas hacer. Además suelen tener la habilidad de presentarse cuando ya todo está en marcha (realmente unos minutos antes de los canapés), por lo que tienes ya a todos los invitados en el sitio y no es cuestión de iniciar la bronca en la entrada. Si llegasen unos minutos antes del evento igual sí podrías reaccionar.

¿Cómo se enteran de la celebración de estos eventos cuando no han sido invitados? Probablemente las agendas de previsiones que publican las agencias tengan algo que ver.

A los dos que vinieron al último sarao los conocía ya un colega de profesión. Estuvimos comentando sobre otros casos conocidos. Por ejemplo, hace algún tiempo había alguien circulando por ahí que se presentaba como periodista de tecnologías del Grupo Prisa. Mala estrategia parece ésta, ya que nos consta que en los medios del Grupo Prisa tienen ganas de coincidir con él en algún evento y tener unas amables palabras con este señor. Si yo fuese canapero me presentaría como periodista de algún medio de menor porte.

También he recordado que hay otro raro personaje cuya profesión consiste básicamente en recoger carpetas de prensa. Suele deambular por el SIMO y otras ferias y se presenta como corresponsal de la Agencia Alemana de Noticias. Hemos hablado con dicha agencia y están hasta el gorro de que se utilice su nombre sin su permiso.

En todo caso, son gente curiosa. ¿De qué viven? No lo sé. Pero deben comer gratis casi a diario.

5 comentarios:

-Xv dijo...

A pesar de la distinta gravedad de los asuntos...
*Hace bien la prensa hablando de las mujeres asesinadas por sus parejas?
*Hace bien la televisión emitiendo la cinta de un zumbado que se lía a tiros? (¡esta es fácil!)
*Hace bien Fabián dándonos algunas pista sobre cómo pillar canapés gratis? :-)

Arantxa dijo...

Jejeje... Hasta circulan fotos de esa entrañable pareja de canaperos!!! ;-)

Una compañera de agencia me confesaba una vez que a ella le supone un problema cuando hace un desayuno con un cliente de muchísima menos entidad y renombre que IBM y se presenta uno de estos individuos diciendo que es, por ejemplo, de El País. Al cliente se le hacen los ojos chirivitas... y explícale luego que esa persona ha ido únicamente a desayunar :-S

Corren dos hipótesis: 1- que en algún momento hayan sido periodistas y muchas agencias mantengan sus contactos; 2- que todas las mañanas se paseen por los hoteles y sitios variados de eventos, lean la "agenda" del día y se programen para desayunar, comer e incluso cenar de gorra.

En cualquier caso, y aunque no sirva de consuelo, los canaperos no son "exclusividad" del sector TI ;-)

Benito Castro dijo...

Es curioso el retrato del 'canapero'. Y si se enlaza con la hipótesis 2 de Arantxa, si efectivamente el canapero fuera un ex-periodista a) sería como ese noble venido a menos que se resiste a abandonar las 'mieles' del título, pero b) que triste ¿no? que alguien vaya por ahí con la boca abierta, a la caza del canapé cuando, lo normal ya, es que el personal informativo se manifiesta más bien reacio al uso de parte de su escaso tiempo en comidas.

sicelens dijo...

Es increible lo que se llega a ver en las fiestas de canapé, yo una vez trabajé para sacarme unas pelillas en una empresa dedicada a dar actos sociales, y aluciné como los altos ejecutivos se me tiraban al plato de jamón y tortilla, desde luego algunos se ván bién comidos.

Fabián, al leerte lo de profesión canapero, creía que ibas a hablar de alguno que iba por los Ikeas probando colchones...ya sabes "canapé y colchón"

Cesar Viteri dijo...

Hace unos años, fui a un hotel de Madrid donde se celebran diariamente no menos de dos o tres presentaciones de este tipo. Llegaba algo justo, así que fui a la mesa de registro corriendo, y di mi nombre. Las chicas no me encontraban en la lista, pero no hay problema, me apuntaron y ya está... Y sólo cuando me dieron la maletita promocional me di cuenta de que me había equivocado de conferencia, porque yo no iba a una de biogenética, sino a una de servidores de aplicaciones :P

En fin, luego me arrepentí de no haberme quedado en aquella. En lugar de maletita me dieron una cutrecarpeta, y por lo que vi en el descanso, su buffet de desayuno era mucho mejor.

En ese momento recuerdo que pensé que realmente se podía comer a diario haciendo esto mismo, sólo hace falta un traje y algo de morro. Tu historia me lo confirma :o)

Por cierto y hablando de fuentes, igual se informan por internet, el otro día descubrí esto vía Meneame:
http://www.comerporlapatilla.com/

Nos leemos,