lunes, mayo 14, 2007

20 consejos para emprendedores

Hay un blog en el que caigo a veces sin querer. Se trata de Business Opportunities Weblog, de Dan Carlson.

Tiene un artículo reciente titulado: 20 cosas que no hay que hacer antes de empezar un negocio

Es, probablemente, una de las listas de consejos más discutibles que he leído últimamente (y mira que en la blogocosa se leen tonterías...). Diré en su descargo que se refiere exclusivamente a lo que no hay que hacer ANTES de tener un producto o servicio para vender. Pero incluso así, muchos de sus consejos no se sostienen ni un cuarto de hora y pueden inducir a error (algunos son medianamente válidos)

Publico la lista y, por el bien de un debate sensato sobre lo que se debe y no se debe hacer al montar un negocio, algún comentario mío en cursiva burdeos.

  1. Don’t quit your day job (no dejes tu trabajo). Vale, de acuerdo. No dejes tu trabajo todavía hasta que no hayas empezado a vender algo.
  2. Don’t incorporate. (No crees una sociedad). Totalmente en desacuerdo. Cierto que hay negocios que pueden funcionar bien en régimen de autónomos, pero en muchos casos es necesario tener una sociedad limitada a la hora de trabajar con ciertos tipos de clientes. Simplifica bastante las cosas con la administración pública y con grandes empresas y además permite mantener el patrimonio privado algo más apartado de los riesgos empresariales.
  3. Don’t get a bank account. (No abras una cuenta corriente -entendiendo que es suficiente con la cuenta personal). Un suicidio. Las cuentas de la actividad empresarial hay que mantenerlas separadas de las personales. Desde el primer día.
  4. Don’t rent an office. (No alquiles oficina y trabaja desde casa). Vale, de acuerdo si tienes espacio para hacerlo, pero sé consciente de que eso lleva aparejados ciertos sacrificios en el equilibrio vida privada/trabajo.
  5. Don’t hire an attorney. (No contrates un abogado). Vale, de acuerdo. Pero quizá no sea mala idea tener localizado alguno uno por si acaso necesitas algún tipo de asesoría.
  6. Don’t hire an accountant. (No contrates un contable). De acuerdo, pero contrata una asesoría contable externa. Sale más barato eso que el valor de las horas que le tienes que dedicar al asunto y evitarás errores.
  7. Don’t get a loan. (No obtengas un crédito). Más bien al contrario. En cuanto puedas, consigue una línea de crédito (que no un préstamo) que te permita hacer frente a posibles desfases entre cobros y pagos y que te dé cierto aire financiero. Así no tendrás que estar todo el día haciendo cálculos para llegar a fin de mes. Por supuesto, no utilices la línea de crédito para comprarte un traje o un coche, sino para tener capital circulante disponible.
  8. Don’t hire anyone. (No contrates personal). Vale, de acuerdo. Mientras puedas hacer tú el trabajo. Pero luego acuérdate de que si no contratas personal igual no puedes crecer como empresa, o igual te tienes que ocupar tú de cuestiones administrativas cuando podrías estar haciendo el trabajo más valioso de captar clientes. La opción de utilizar servicios externos para algunas cosas es buena idea. Pero sé consciente de que, a partir de ciertos volúmenes de trabajo, es más barato tener un empleado que contratar externamente.
  9. Don’t get a business license. (No obtengas licencias). No lo hagas antes de tener un producto para vender. Pero en cuanto estés en disposición de vender, asegurate de cumplir la ley.
  10. Don’t try to patent anything. (No intentes patentar nada: lleva entre 1,5 y 2,5 años hacerlo). De acuerdo. Si tu negocio depende de obtener y defender una patente estás frito salvo que seas abogado.
  11. Don’t design a logo. (No diseñes un logo: usa tu marca personal). Discutible ¿por qué no? Una buena imagen en las tarjetas de visita y papelería de la empresa facilita las ventas.
  12. Don’t waste time picking a business name. (No gastes tiempo buscando un nombre de empresa: utiliza tu propio nombre). Tremendamente discutible. Para ciertas actividades profesionales lo del nombre personal queda bien, pero para otras actividades es imprescindible tener un nombre de empresa -al igual que tener una sociedad constituida.
  13. Don’t advertise. (No te anuncies: cuesta dinero). Bueno, eso depende de lo que estés vendiendo y de tus mercados objetivos. Generalizar en esto es una estupidez.
  14. Don’t buy office supplies. (No compres material de oficina: utiliza lo que tengas por casa). No seas cutre, por favor. Si tu plan de negocio no aguanta que te compres un cuaderno y un par de bolígrafos nuevos, entonces no empieces nada y sigue de empleado. Te irá mejor.
  15. Don’t buy any equipment. (No compres equipamiento: usa servicios externos). Las ofertas de alquiler y servicios para pymes a veces son algo precarias. Pero en general, sí estoy de acuerdo con este consejo. De hecho, utilizar una opción de alquiler de PC con línea ADSL puede ser tan sensato como comprar el PC.
  16. Don’t try to find a partner. (No intentes buscar un socio). Salvo que lo necesites por algún motivo concreto, diría yo.
  17. Don’t join the Chamber of Commerce. (No te afilies a la cámara de comercio). Vale, de acuerdo. No hay prisa.
  18. Don’t tell all of your friends about the business that you’re going to start someday soon. (No le cuentes a tus amigos cómo será el negocio que vas a empezar). Vale, no te dediques a fantasear en voz alta. Pero si algún amigo te puede aconsejar ¿por qué no contarle tus planes?
  19. Don’t write a business plan. (No escribas un plan de negocios). Cierto que no necesitas 500 folios de plan estructurado, pero unas notas por escrito sobre lo que quieres hacer, cómo hacerlo y algunos numeritos que ayuden a calcular si eso es viable o no me parece que es imprescindible. Aunque sólo sean un par de folios, escríbelos.
  20. Don’t get a business telephone number or mailing address. (No obtengas un número de teléfono para la empresa y una nueva dirección de correo: usa los tuyos personales). Asegúrate de separar los gastos que corresponden a la empresa aunque trabajes desde casa. En caso contrario puede que un día te encuentres con que tu negocio aparentemente funciona, pero que tus gastos personales se han disparado hasta unos límites insostenibles.

1 comentario:

Félix dijo...

Las recomendaciones podrían no estar mal si vinieran acompañadas de las 20 cosas que sí hay que hacer antes de poner en marcha un negocio. Así como están, si no ofrecen alternativas, sencillamente son una tontería. Efectivamente, hay gente que escribe cualquier cosa. Lo que pasa es que esto de las listas se lleva mucho.