jueves, mayo 17, 2007

A ver si esto de la Web 2.0 no va a ser para tanto

Un curioso artículo sale publicado hoy en Baquía:

La Web 2.0, reñida con el diseño

El texto comenta unas declaraciones de Jakob Nielsen, gurú de todos los guruses, quien critica a las empresas por cierta dejadez con el diseño de los sitios Web 2.0 y sacrificar criterios como la usabilidad, navegabilidad, etc.

Lo que más me ha llamado la atención, sin embargo, no son los comentarios sobre el diseño, sino el párrafo final de la noticia:
Por último, Nielsen se plantea incluso la utilidad de adoptar tecnologías 2.0, teniendo en cuenta que recientes estudios demuestran que el porcentaje de usuarios activos que contribuye con sus propios contenidos es mínimo: apenas el 10% (de los que sólo el 1% lo hace regularmente), frente al 90% que no aporta nada. Para la mayoría, Internet es una herramienta, no una meta. Por este motivo, Nielsen cree que es un error que las empresas diseñen para ese grupo minoritario, a costa de convertir la web en mucho menos usable para la gran mayoría.
Touché.

6 comentarios:

-Xv dijo...

¿Y qué importa si son un 1%? Ignorar el efecto de ese 1% sobre el 99% restante no parece una buena idea.

Entonces no se llamaba * 2.0, pero ¿Amazon sería Amazon sin los comentarios de los lectores? ¿No vamos a allí a por libros y a por opiniones?

Félix dijo...

No comprendo que porque se diseñe para los usuarios de la web 2.0 se convierta a Internet en menos usable. Quizás este artículo lo que pretende es desincentivar las excesivas inversiones de empresas en desarrollar productos para web 2.0, alertando de que, quizás en contra de lo que se publica, no es rentable para muchos entrantes en cuanto al número de usuarios. No sé si alguien quiere desincentivar a otros para que no entren o hace de profeta y anticipa una "burbuja 2.0", del estilo a la que tuvimos con la caida de las tecnológicas y portales hace unos años.

Fabián dijo...

Gracias por los comentarios.

Xavier: a mí me parece que ese 1% es, efectivamente, muy relevante. En muchos casos, y particularmente en el sector de las tecnologías, los internautas activos son prescriptores e influenciadores en el mercado. Así que no está de más prestarles algo de atención.

Félix: yo tampoco comprendo bien la relación entre Web 2.0 y menos usabilidad. Es cierto que la Web 2.0 está llena de palabros y funciones (ie. RSS) que sólo unos pocos saben utilizar. Pero también es cierto que cualquier blog tiene una estructura mucho más simple y fácil de navegar que cualquier página corporativa que se te venga a la cabeza.

No sé a cuento de qué venían las declaraciones de Nielsen. Pero me llamaron la atención.

Sí estoy de acuerdo con él en que hay que cuidar los aspectos de diseño y usabilidad. Pero en mi modesta opinión el diseño y la usabilidad son herramientas para conseguir el objetivo de que el usuario lea el contenido. Y si el contenido no interesa, por mucho diseño que tengas no te leerá nadie.

Un saludo.

Benito Castro dijo...

Está claro que el personal es muy tímido :> y no le gusta, más que nada, escribir. Sea lo que sea, anular el efecto del llamado web 2.0 es acabar con la opción tecnológica intrínseca y real de la interactividad. ¿Merece la pena, aunque de momento sea un porcentaje pequeño el que la usa?

Gabriela Guzmán dijo...

¿Quién ha generado el 90% del contenido restante? ¿Serán no usuarios de internet los que crearon esos otros contenidos?

Fabián dijo...

Gabriela, creo que ese 90% no se refería a cantidad de contenido, sino a cantidad de usuarios que no participan creando contenido.

En todo caso, gran parte de los contenidos que hay en internet (no sé el porcentaje) está producido por empresas e instituciones. Vamos que los produce gente, pero no publicando lo que quieren publicar, sino lo que tienen que publicar por trabajar en una empresa determinada.

Saludos.