jueves, julio 12, 2007

¡Agárrense, que vienen curvas!

De acuerdo con este artículo de El País, la venta de pisos ha caído un 7,2% el año pasado y el número de viviendas que se comienzan a construir duplican el número de compras de viviendas nuevas.

"¿Adónde va una economía que inicia 800.000 viviendas y vende menos de 400.000 nuevas al año?", se pregunta el estadístico y ex presidente del Banco Hipotecario, Julio Rodríguez. Él dice que prefiere no responder la pregunta.

En efecto. Los datos que ayer hizo públicos el Colegio de Registradores cuantifican en casi 390.000 el número de viviendas de nueva construcción que se vendieron en 2006. Y las cifras que dan aparejadores, arquitectos y el Ministerio de Vivienda difieren. Pero todos ellos calculan que el año pasado se iniciaron, tirando muy por lo bajo, más de 700.000.

Posiblemente no haya que adoptar una actitud catastrofista, pero todo apunta a que muchas constructoras van a tener problemas, a que habrá despidos en el sector y a que uno de los motores clásicos de nuestra economía está un pelín gripado.

Mi pregunta es: si la teoría económica es correcta, el hecho de que haya una oferta muy superior a la demanda debería hacer bajar los precios inmobiliarios ¿realmente va a ocurrir eso? ¿o los promotores y propietarios van a tratar de aguantar los precios, aunque se retrasen las ventas, hasta que vuelva un ciclo alcista?

2 comentarios:

Rafa dijo...

Por una vez que se consigue que baje el ritmo de ventas de pisos, aparece CAM y ofrece hipotecas a 50 años. Como sigamos ampliando el plazo de devolución, nunca bajarán los pisos.

Juan (Profe) dijo...

Buena pregunta. ¿Son los precios rígidos a la baja? Keynes pensaba que sí, al menos en términos nominales. Si los promotores se empecinan en no bajarlos, sería mejor que el gobierno metiera más dinero en la economía, y que al menos en términos relativos bajasen los precios de los bienes de los que hay exceso de oferta respecto a los otros bienes y al poder adquisitivo de la gente.
Lo que sucede es que a los economistas les aterra la inflación (de forma irracional) y no aceptarán que suban los salarios y los precios de las demás cosas para que baje la vivienda.
http://blog.economiajoven.com/2007/05/la-inflacin-2007.html