lunes, agosto 27, 2007

Las ventajas del billete electrónico

Cuentan hoy en elpais.es que a partir del 1 de junio de 2008 todos los billetes de avión pasarán a ser electrónicos.

Me parece una idea estupenda. Las líneas aéreas ahorran dinero (parece que 6,6 euros por unidad) y quizá eso les permita hasta bajar unos céntimos el precio del billete. La ventaja mayor, en mi opinión, estriba en que el billete electrónico es en realidad bastante más cómodo para el usuario que el billete tradicional.

Pero el texto dice también que la medida permitirá evitar la tala de unos 50.000 árboles al año.

Y ahí es cuando me empiezan a rechinar los dientes. En primer lugar, no entiendo esta manía de tener que disfrazar de noticia ecológica lo que no son más que noticias económicas. Lo que mueve a a las líneas aéreas a impulsar el billete electrónico es el ahorro de costes y la comodidad de uso. Y creo que esos son motivos suficientes como para impulsar la medida, sin necesidad de aportar excusas.

En segundo lugar, esos 50.000 árboles serán lo que se ahorran por el papel de los billetes impresos por las líneas aéreas, pero digo que yo que habrá que deducir de la cifra la cantidad de papel que utilizaremos los usuarios para imprimirnos la información sobre los vuelos en casa o en la oficina.

¿O es que todo el mundo se fía de su memoria para llevar los datos de los vuelos que va a utilizar en un viaje? ¿También cuando hay vuelos de conexión?

Me atrevería a decir que el balance en menos árboles cortados vs. más árboles cortados a causa de esta medida va a estar próximo a cero.

4 comentarios:

Ignacio Duelo dijo...

Me has sacado una sonrisa, este texto tuyo es simple y brillante a la vez. A mí también me cansa la corrección política, me imagino al redactor de la gacetilla pensando: "Además de la novedad podríamos venderla también como algo del tema ecológico".

Félix dijo...

Bien sabes tú que ahora hay que darle a todo lo que se pueda una cierta pátina de responsabilidad social corporativa, lo que incluye un interés por lo medioambiental.

Mario dijo...

Cierto Fabian, me parece brillante por parte de Iberia. Ahorra costes, lo difrazan y quedan ante los clientes como preocupados por el medio ambiente.

Xavier dijo...

¡Gruñones! Este es un ejemplo de que rentabilidad y comportamiento ecológicamente responsable no sólo no están reñidos, sino que a menudo van de la mano. ¿Qué hay de malo en decir que tiene ventajas en distintos aspectos?

No sé cómo demonios hacen la estimación del número de árboles. En mi caso, es cierto que la mayoría de las veces no necesito ningún papel. Y, seguramente, en los casos en que decido usar papel, debe ser papel más "verde" que el papel de copia que se ha usado tradicionalmente para los billetes. Y si no más verde, seguro que más legible.