miércoles, septiembre 26, 2007

Bienvenida al diario "Público"

Acabo de echar el primer vistazo al nuevo diario "Público", dirigido por Nacho Escolar.

Así, de primeras, me ha gustado bastante. Cuenta con un diseño ágil y atractivo y un buen despliegue infográfico. El tratamiento de la información (lo poco que he leído hasta ahora), me ha parecido bastante profesional y sin estridencias. Es decir, que aunque sea un medio que se define como de izquierdas, no he encontrado llamamientos a la nacionalización de la banca ni memeces por el estilo.

El periódico está bien lleno de publicidad (también el clásico cuadernillo especial de bienvenida donde se cantan autoalabanzas sobre cómo hacen las cosas y quién compone el equipo). Eso implica, de entrada, una acogida bastante favorable por parte de empresas y agencias.

Eso sí, su página web no está en funcionamiento todavía (9:30 de la mañana del día de lanzamiento). No sé si es un efecto buscado o que no han llegado a tiempo.

En todo caso, les doy la bienvenida.

lunes, septiembre 24, 2007

La vuelta (moto)ciclista a España

Ayer tuve la oportunidad de ver pasar la Vuelta Ciclista por mi calle. Mi hijo y yo bajamos para ver pasar al pelotón y toda la parafernalia que este magno evento deportivo conlleva.

El pelotón pasó en apenas unos segundos. Lo que más me llamó la atención es que realmente hay más motos que bicicletas en la carrera. Nunca había visto tantos Guardias Civiles. Pasaban en grupos de dos, tres o cuatro. Y empezaron a pasar como media hora antes de que llegase el pelotón de ciclistas y no dejaron de pasar hasta unos ocho o diez minutos después.

Y a la Guardia Civil en moto hay que sumar las motos de TV y radios, las de los comisarios de la prueba, y las de la policía local. Vamos, un ejército.

Después de los ciclistas pasan los coches de los equipos y otro montón de vehículos de apoyo de vete tú a saber qué organismos, empresas e instituciones.

Todo muy curioso, la verdad.

viernes, septiembre 21, 2007

Libros que un día quise comentar

A lo largo del tiempo que he tenido este blog activo (hace casi dos años) he hecho comentarios sobre diversos libros que he ido leyendo.

Lo cierto es que también ha habido otros libros que he leído en estos meses, sobre los que pensé escribir unas líneas y luego, por un motivo u otro, lo acabé posponiendo y finalmente olvidando.

Así, de memoria, os voy a citar algunos con mínimos comentarios. Más que nada por si os apetece leerlos.

Novelas:

El Fantasma de la Ópera: un clásico imprescindible. Si fuese novelista daría un brazo por crear un personaje la mitad de interesante que Erik.

Frankenstein: también muy atractivo, aunque no tan fascinante como el anterior. Bueno para leer en el metro.

Un mundo Feliz: tenía la espinita clavada hace años por no haber leído este libro. Es de esos escritos que están a caballo entre la novela y el ensayo político. Y realmente creo que es un ensayo político/social disfrazado de novela. Es también una obra imprescindible y dentro del ámbito de la ciencia ficción, uno de los cuatro o cinco libros que nadie puede dejar de leer junto con Ubik, Flores para Algernon, Fahrenheit 451 o 1984. Todos estos otros los leí hace tiempo -antes de tener un blog-.

El Palacio de la Medianoche: de alguna manera cayó en mis manos esta obra juvenil de Carlos Ruiz Zafón, autor de La Sombra del Viento y tuve la ocurrencia de leerla. Ni se acerquen salvo que tengan menos de 15 años. Eso sí, se lee en dos patadas.

Los hijos de Húrin: obra póstuma de Tolkien recopilada y completada por su hijo. No está a la altura, pero entretiene.

Moby Dick: eso es literatura y lo demás son tonterías. La parte donde explica la técnica de la caza de la ballena es un rollo pero las descripciones son gloriosas, la historia es épica y la prosa es mágica.

Ensayo:

Viajes con Heródoto: es bueno, sobre todo para los que hemos sido periodistas y nos gustan los viajes, pero me acabó cansando un pelín. En todo caso, es de esos libros que te amplían la visión del mundo y tu horizonte cultural.

La aventura de viajar: muy divertido para los periodistas y, sobre todo, para los que hemos viajado como periodistas. Es una recopilación de anécdotas y relatos sobre los viajes profesionales de Javier Reverte. Este periodista tiene varios libros bastante recomendables (por ejemplo: El Río de la Desolación).

Yo elegí la esclavitud: un testimonio brutal sobre la represión en el régimen estalinista. Muy recomendable sobre todo para todos aquellos que, como yo, nos hemos inflado a leer las barbaridades del régimen nazi, pero apenas habíamos leído nada sobre el otro gran monstruo de la época.

Archipiélago Gulag
: este lo terminé anoche. Es el gran libro de denuncia contra el régimen soviético de Alexander Solzhenitsyn. Me ha costado mucho leerlo, ya que está repleto de infinidad de detalles, situaciones y personajes que probablemente sólo puedes seguir adecuadamente si conoces de antemano una buena porción de la historia del régimen soviético y sus enrevesados entresijos. Un gran libro, de todos modos. Del mismo autor, el que sí es absolutamente imprescindible es Un día en la vida de Iván Denísovich.


Creo que me dejo algunos en el tintero. Repasaré la estantería para ver si tengo alguna otra cosa recomendable que haya leído en los últimos meses.

miércoles, septiembre 19, 2007

Marketing vs. RR.PP. ¿nos entendemos?

Una de las cuestiones que tarde o temprano se le presenta a cualquier profesional de la comunicación (o relaciones públicas) es que, a pesar de trabajar en el mismo barco que los profesionales de marketing y con los mismos objetivos generales, puede haber ocasiones en las que haya falta de entendimiento.

A la hora de explicar cuáles son las diferencias entre las dos funciones, una compañera lo explicaba más o menos así:
En marketing hacen las cosas que tienen presupuesto, en comunicaciones hacemos las cosas que no tienen presupuesto.
Lo cual no es del todo cierto (también hay presupuestos en RR.PP., aunque menores), pero se aproxima a la realidad.

Pero si bien eso explica ciertas diferencias de funciones, no explica la falta de entendimiento mutuo en el uso del lenguaje y en la forma afrontar las acciones.

Un problema habitual es la clásica petición de un departamento de marketing cualquiera: ¿Qué tal si sacamos una nota de prensa, o mejor, hacemos una rueda de prensa sobre tal o cual producto/servicio?

Ante lo cual, el responsable de comunicaciones en ocasiones se queda perplejo y dice: ¿Pero eso no lo anunciamos hace tres meses?

Sí. Puede que se anunciase hace meses. Pero en marketing eso no tiene tanta importancia. Si tienes que dar un nuevo impulso a un producto, puedes lanzar una nueva campaña de marketing: poner anuncios, lanzar emails comerciales, convocar seminarios...

En comunicaciones simplemente no puedes. O le encuentras un ángulo realmente novedoso al asunto o nota de prensa irá a la papelera o los periodistas se irán defraudados de la rueda de prensa.

En otras palabras: tú puedes hacer un buzoneo de la tienda de ropa de la esquina tantas veces como quieras mientras tengas presupuesto. Pero anunciar a los medios de comunicación que hay una tienda de ropa en la esquina sólo lo puedes hacer una vez.

Otras faltas de entendimiento se encuentran en el uso del lenguaje. Es mi opinión que una nota de prensa bien escrita es aquella que reproduce de forma fiel el modo de escribir periodístico, donde se aportan los datos esenciales de la información, los titulares y entradillas presentan los aspectos realmente noticiosos y el texto responde a las preguntas básicas (quién, qué, cómo, dónde, cuándo).

Pero todos los que han trabajado en medios de comunicación han sufrido esas notas de prensa terroríficas en las que la empresa XXX anuncia un "producto revolucionario que hará más fácil la vida del usuario" sin dar ninguna pista de por qué es revolucionario ni de por qué hará la vida vida más fácil a nadie.

La diferencia esencial está en los adjetivos. En marketing y publicidad se pueden usar a tu antojo; en relaciones públicas, no tanto.

Todo esto viene a cuento de un pequeño chiste de Dilbert que me encontrado esta mañana en mi lector RSS. Resume en tres viñetas toda una vida de negociaciones entre marketing y publicidad.

Nota aclaratoria: este texto tiene un carácter genérico y no se refiere a ninguna situación empresarial concreta. Donde trabajo, hace tiempo que nos entendemos bastante bien los de marketing y comunicaciones.

Y por mi parte, yo también pongo mi granito de arena para entendernos mejor.

viernes, septiembre 07, 2007

¿Cómo triunfar en los negocios? La regla del 2% y una realidad estupefaciente

Cuenta un viejo chiste que en una ocasión se reunieron los antiguos compañeros de promoción de un colegio para contarse sus vidas.

Poco a poco van llegando, cada uno en su coche, unos en Seat Toledo, otros en Renault Megane...

Aparece Manuel montado en su BMW y le preguntan los compañeros cómo es que le ha ido tan bien. Y Manuel cuenta que ha estudiado en el IESE y es ejecutivo de Morting & Morting. Otro llega en un Audi y cuenta que ha cursado estudios avanzados en Harvard y que tiene montada una consultoría de RRHH.

Así van llegando, unos con más éxito que otros, hasta que aparece Perico Palotes, el más tonto de la clase, montado en un Rolls Royce con chófer y con escolta. Los demás le interrogan:

- Pero ¡Perico! ¿Cómo has conseguido llegar tan lejos?
- Muy fácil. Me dedico a los negocios y aplico a rajatabla la regla del 2%
- ¿La regla del 2%? ¿Cómo es eso?
- Sencillo. Yo compro a 100, vendo a 200 y con ese 2% me las apaño.

Bueno. Pues aunque parezca increíble, este estúpido chiste tiene su reflejo en la realidad. Vean si no cómo puede duplicarse el paro con un crecimiento del 2,9%. O la noticia la redactó el mismísimo Perico Palotes o no tiene explicación.

Como dice SuperSantiEgo en su hilarante blog La Realidad Estupefaciente:
Venga, preguntadme otra vez por qué no me drogo, que os voy a responder lo mismo: para qué, teniendo la Realidad entera al alcance de la mano. Y además gratis.
Pues eso, para qué drogarse, si podemos alucinar con cualquier cosa que nos regalen en el metro.

miércoles, septiembre 05, 2007

Pues sí, ha llegado mi día

Quizá alguno de mis lectores se sorprendió por el vídeo amenazante que comenté hace algunos días.

En él, la fecha del 5 de septiembre, o sea hoy, quedaba marcada como fecha crucial en mi vida.

Efectivamente, ese "serial killer" que se llama cumpleaños me ha atacado hoy con toda su furia y me ha cascado un 40 sobre las espaldas que pesa como una losa.

40 castañas que se cuentan en canas, kilos de más, dolorcillos de espalda...

En fin, que a todos nos llega. Ya os contaré cómo es la vida de un cuarentón.

martes, septiembre 04, 2007

Vladimir Putin está a punto de conseguir lo imposible...

... que Gary Kaspárov empiece a caerme simpático.

Astucia infantil

- Hijo de cinco años: ¡Papá!
- Yo: Dime, hijo.
- Hijo: ¿Papá Noel es mágico?
- Yo (inocentemente): Claro hijo. Tiene que visitar toooodas las casas para dejar regalos a tooooodos los niños en un sólo día. No lo podría hacer si no fuese mágico.
- Hijo: Y entonces... ¿puede hacer dinero para comprar los juguetes que le piden los niños?
(Reconozco que esta pregunta debió hacerme saltar las alarmas, pero me pilló con la guardia baja).
- Yo (inocentemente): Pues algunos juguetes los fabrica en su casa y otros sí, tiene su dinero y los compra.
- Hijo: Entonces quiero un ordenador, un Scalextric y una cámara de fotos.

Van a ser unos meses muy largos.