lunes, octubre 01, 2007

Crisis inmobiliaria: la foto de la semana

Muy elocuente esta foto:


Vía: El Economista

4 comentarios:

Wonka dijo...

Muy buena.

Rafael del Barco Carreras dijo...

Después de la del Ministro SOLVES sobre los "riesgos excesivos"...que él podía ver a diario en la CENTRAL DE RIESGOS DEL BANCO DE ESPAÑA, admitida la CRISIS más compleja que se recuerde hasta por el Presidente Zapatero, una vez ganadas las elecciones... otra...

otra sandez...esta vez de la Ministra Beatriz Corredor...
El Gobierno comprará suelo a las inmobiliarias... ¿del recalificado por mini alcaldes de pandereta?...¿a cuanto de repercusión por metro cuadrado construíble?.
De golpe podría enriquecer de nuevo a ayuntamientos, cajas, inmobiliarios... y a toda la jauría de corruptos.
¿Habrá dinero para tanto, o se podrán imprimir tantos EUROS?.

Rafael del Barco Carreras

Rafael del Barco Carreras dijo...

Desde la VILA OLÍMPICA al FÓRUM,

pasando por DON PISO



Rafael del Barco Carreras



El nombre tenía gracia aunque fuera un refrito del DON ALGODÓN de mucho antes. Que su dueño optara al BARÇA, era lógico, la entidad pasaría de los textileros a los inmobiliarios, para acabar en “abogados”. Ante mi pesimismo, un contento conocido se incomodó cuando me contaba sus inicios en una oficina Don Piso, a la par que me proponía porcentajes en negro si le proporcionaba clientes.

Lo de “franquicia” lo entendí menos. Ya no es que fuera un resentido del mundo inmobiliario es que no entendía el concepto. Por los 70 tuve un equipo de vendedores y no me los imaginaba en torno a una oficina pagando un porcentaje por la “filosofía del negocio”. Pero lo de Fincas Corral olía peor.

La primera de las sorpresas, el marido de la titular era el delegado de la CAIXA cercana. Empecé a entender. Yo me hice “inmobiliario” a través de la pequeña Caja General de Crédito, Sociedad Cooperativa. Ahora los negocios inmobiliarios giraban en torno a las Cajas y Caixas, confederadas. Y la BURBUJA crecía, operaciones de gran calado, y buenas, de dinero, se daban en el meollo de la gran Barcelona, y cerrar ventas por 120 millones de pesetas por pisos del Ensanche que la propia CAIXA había vendido por siete u ocho millones apenas veinte años antes, era común. En el Paseo de Gracia se vendieron los áticos más caros del Mundo. Y se recreó la “venta sobre plano”. En un mercado que sobraba producto los compradores pagaban por “fantasías”. El tocomocho de nuevo de moda. Valía cualquier cantidad de anticipo, el agente cobraba su comisión, a menudo toda la “paga y señal”. El argumento de que la simple entrega crecía al 20% anual, contundente. Un mercado artificial, atípico, distorsionado, que desde La Vila Olímpica del 92, con sus inalcanzables 40 millones de pesetas por piso, pasa en 10 años a otra macro inversión, el FÓRUM, con pisos hasta UN MILLÓN DE EUROS. Los milagros y pelotazos de los Planes de Urbanización de La Ribera, transformando los húmedos suburbios de barracas y fábricas, Somorrostro, Camp de la Bota, El Besos, en lujosas viviendas compitiendo con Sarriá Pedralbes. Planes de Narcís Serra, Maragall y Pujol. Pisos para trabajadores con yate. La inmensa mayoría de ciudadanos ni comprendió los precios ni soñó vivir allí, y sobraron pisos, y sobran. Nadie compra a esos precios.

Y si no se vendía, el negocio consistía en presentar la “certificación de obra” y abonada en cuenta. Eso, y vender a treinta años, a gente que ni podían pagar el plazo mensual, una aberración para un ex alumno del Instituto Bancario de los 60, cuando la banca prestaba máximo a tres meses, descuento comercial bancario, pues su pasivo, dinero de los clientes, exigible a la vista. Aunque recolocaran las artificiosas hipotecas en mercados financieros que no controlaban la filosofía de tan peculiares operaciones, aquello estallaría, sin duda.

La venta de DON PISO a HABITAT un anticipo de lo que se avecinaba, y la especulación en bolsa con INMOBILIARIA COLONIAL SA, más de lo mismo pero con BILLONES de pesetas. Dos operaciones que de por si demostraban que los capitanes y oficiales de aquellos grandes transatlánticos arriaban botes sin avisar a la tripulación, ni menos pasaje, que la nave tenía una gran vía de agua y se hundía sin remedio. Como cualquier timador especialista en PIRÁMIDE sabe, cuando ya no capta dinero, debe cerrar el chiringuito, y desaparecer.

La oficina donde mi conocido se inició ha cerrado. Al final de la burbuja tenía tres pisos y un local. Los hay que tienen más de tres pisos, hipotecados claro, y solo los gastos mensuales, sin amortización, suponen una carga imposible. Un sueño roto, peor los que dan por perdido lo pagado por sus propias viviendas, soñando que un milagro, o las promesas de Zapatero, les solucione los pagos mensuales acumulados. Y antes de iniciar su carrera de reciclado a inmobiliario hasta se hizo API.

Y de vuelta de todo, recordé SOFICO, y los cientos de pequeños promotores inmobiliarios arruinados por furibundos barbudos y sus gestoras de Ayuntamientos. Aquel joven arquitecto de la Diputación (Comisión Provincial de Urbanismo) que me trató poco menos que de delincuente al pedirle la recalificación de una de mis urbanizaciones aprobada por un ayuntamiento. Un ecologista (otra nueva religión) espetándome que el bosque reconquistaría su espacio. Contestarle la barbaridad de que cuando el Mundo tuviera 30 o 40 mil millones de habitantes todo el globo terráqueo sería una gran bola de asfalto, cemento, hormigón, cristal y aluminio, rompió la inútil entrevista. El antifranquismo tras muerto Franco, un barbudo de sus funcionarios señalándome como la demoníaca expresión del Régimen. O la multipropiedad, la gran estafa sindical de la PSV, y de nuevo lo mismo multiplicado por diez, veinte o treinta… pasados treinta y cinco años, y todo igual… ayuntamientos recalificando, costa y montañas llenas de casas, con Leyes del Suelo, las Comisiones Provinciales de Urbanismo, el obligado aval bancario, el siempre presente API garantizador… la fortaleza de las nuevas inmobiliarias… todo igual… pero más grande, más nefasto… franquistas, socialistas, pujolistas… la pela… la estafa…

Rafael del Barco Carreras dijo...

III. HÁBITAT, una subprime o hipoteca ninja de

¡300.000 millones de pesetas!


Rafael del Barco Carreras


¡Y sin el negrito de Ilinois!, un su lugar un burgués catalán. Si de esta mediana inmobiliaria, dicen la segunda de Barcelona después de Metrovacesa de los Sanahuja, sin valorar la “oficial” Consorcio de la Zona Franca, me interesaba su enlace con la corrupción en torno a Javier de la Rosa y su Banco Garriga Nogués, años 70-80, por lo de mis tres años de cárcel, cuando tanto tiempo después salta a la palestra me atrae por su línea de continuidad en lo que defino como www.lagrancorrupción.com o “Barcelona, 30 años de corrupción”, escrito antes de esta “profunda crisis”. Mis “molinos de viento” según un enfadado comentarista tildándome de loco quijote o molestón entrometido. El pelotazo de los 80 con el Garriga es una nimiedad comparado con el del 2007 de 1.600 millones de euros con el pool, cartel u oligopolio bancario nacional, BSCH, BBVA, CAIXA Y CAJA MADRID, alrededor de 220 millones por cabeza y 179 el Banco Popular, el resto bancario en la suspensión suma unos 600, y además de 100 para cada uno de los públicos ICO y ICF, lo que indica sin genero de duda que quien dirige la operación tiene acceso y poder además de en la Banca en el “dinero público” en Madrid y Barcelona. Al igual que CINCO amiguetes en el momento del pago de las copas en la barra de un bar, cuando el de la voz cantante ordena el reparto a escote. ¡300.000 millones de las antiguas pesetas!

Una enorme “hipoteca basura o ninja”. Si el comprador (el negrito de Ilinois que es quien menos dinero recibe de todo el proceso), un experimentado profesional, sabía el valor real de lo comprado y el vendedor gana 900 de 1.600, y esos 1.600 se colocan y abona la Banca, que también conoce los reales valores inmobiliarios, y ahora solo los perjudicados de la parte compradora, obreros y accionistas, quieren deshacer la operación, a esto, primero se le llama connivencia o “sevicia” contra la Banca por parte del ejecutivo financiero, y en conjunto huele a gran estafa. Estafa a quien en definitiva financie la operación, “ponga el dinero”. A la Banca o la Bolsa, a quien parece estaba destinada la pequeña Hábitat convertida en gran bluff. Y la Banca, con la generosidad que le caracteriza, publica que ellos “renovarían”. Quizá a través de los rifirrafes judiciales dentro de diez años sepamos que los bancos y cajas empaquetaron esos créditos al BCE o al FAAF, Fondo de Adquisición de Activos Financieros español, y que se arrastran en la gran pelota de las macrocifras, donde en definitiva acabaron aquellas iniciales decenas de miles de millones en el Garriga y Nogués de los 80 que en los reajustes del Banesto de Mario Conde de los 90 se sumarían a los dicen 700.000 millones de pesetas que absorbió el Fondo de Garantía de Depósitos, Hospital de Bancos, al serle vendido Banesto a los Botín.

Otro nombre ligado a las sabrosas fábulas ciudadanas, el mayor bufete de Barcelona, Cuatrecases, 800 colaboradores, monta la operación que disgusta a sus compañeros socios minoritarios en Hábitat, y hasta a Figueras, en definitiva cliente y socio suyo, que encarga la suspensión de pagos al bufete Uría y Menéndez, otro grande pero “madrileño”. Bufete que por de pronto se extraña que se creen inusuales proposiciones y situaciones jurídicas para no menear cifras. Quizás Figueras profundo conocedor de las “posibilidades” de sus enemigos en los Juzgados de Barcelona, prefiera un foráneo para remover el ambiente favorable a la parte contraria. De entrada el Juez día, 4-12-08, ha aceptado la suspension de pagos, y la suspensa pudiera tener la suerte de Martinsa Fadesa donde los técnicos judiciales en la suspensión de pagos recriminan a la banca que cuando se renovaron créditos ya sabían la situación. En este caso apuesto que se sabía antes de la renovación, en el momento de montar la operación. Y también apuesto que si esa suspensión hubiera caído en el Juzgado de Luis Pascual Estevill, mi ex abogado, ya hubiera amenazado a varios con el o “pagas o a la cárcel”.

Para medio entender estos pelotazos se ha de leer entre líneas aprovechando las pocas lindezas que unos suelten a los otros para intentar quitarse el polvo. Así compondríamos el puzle de la Gran Corrupción barcelonesa, la que en su acto final ha construido una ciudad “ninja y burbuja”, PUEBLO NUEVO Y FORUM incluyendo BESÓS Y HOSPITALET (todos los constructores prácticamente quebrados), y donde también se encuentra Hábitat.

Es significativo que la gran banca “no apriete demasiado”, o incluso que ese Rivero de Sacyr-Vallehermoso se siente desafiante ante Zapatero en un acto social, donde en principio no pinta nada, recordándole la operación del 20% de Repsol que el Sistema pretende que se la trague al doble o triple de lo que ahora vale, o pierda tanto dinero en esa supuesta venta a los rusos que le arrastre a una enorme quiebra. Los arruinados constructores plantan cara. ¿Cuánta corrupción suma la burbuja?

Y sin olvidar que la rapiña, ajustando precios para exprimir el limón, alcanza a tanto que uno de los subcontratistas de otro subcontratista sin atenerse a leyes y normas de seguridad, contrata “sin papeles” y un accidente se cobra cinco vidas. En las trifulcas previas a la suspensión no leo que esa posible responsabilidad se valore como un pasivo, y ni menos lo contabilizan en el balance presentado al Juzgado… un daño colateral…culpa de un moro que contrataba a otros “sin papeles”…