viernes, diciembre 28, 2007

Frase del día: el valor de la sonrisa

Una sonrisa es más barata que la electricidad y da más luz.

Sor Isabel, monja de clausura

PS: Yo habría escogido esta frase como titular del artículo, la verdad.

viernes, diciembre 21, 2007

¡Felices fiestas!

Ha llegado la hora de los atascos, los empachos, las reuniones familiares (que, como los pimientos de Padrón, unas molan y otras non), la visa hecha unos zorros, los regalos absurdos, los recorridos eternos por centros comerciales y el despilfarro energético ¿a nadie se le ha ocurrido prohibir el encendido de luces navideñas hasta el 15 de diciembre?

A pesar de todo, os deseo a todos muy felices fiestas y un próspero año nuevo (sobre todo esto último).

También os deseo que tengáis todos suerte con el sorteo de la Lotería Nacional de mañana, lo cual sería un comienzo inmejorable para un próspero año nuevo, claro está.

El Departamento de Comunicación de IBM también os felicita las fiestas a todos.

martes, diciembre 18, 2007

Un breve apunte sobre el canon digital y mi apuesta de futuro

Estos días Internet está viviendo una auténtica fiesta de comentarios e informaciones sobre el canon digital. El tema es que hoy se han publicado en varios medios las tarifas que irán aplicadas a los diferentes dispositivos. Tomo prestada ésta lista de El País (click para ampliar):


Hay algunas cosas curiosas, como que se cargue 1,5 euros a los móviles (entiendo que sólo a los que tienen capacidad de reproductor de archivos), o que las tasas por un grabador de CDs o DVDs parezcan ridículamente bajas respecto a las tasas que se aplican a los soportes de almacenamiento. También me llaman la atención los 12 euros que se cargan a las "Unidades Autónomas de Almacenamiento", que imagino que es un nombre rebuscado para los discos duros externos de toda la vida.

En todo caso, ¿algún alma caritativa me puede explicar por qué no hay ninguna referencia a la capacidad de esos dispositivos de almacenamiento? Es decir, ¿por qué el canon es idéntico para un disco duro de 250 gigas que para uno de 500?

Una vez lanzada la pregunta al respetable, me voy a atrever, una vez más, a hacer una predicción de futuro, asumiendo -claro está- el riesgo de poder equivocarme de cabo a rabo:

El canon es un caballo perdedor y dentro de unos 10 años, como mucho, las sociedades de gestión de derechos verán que no recaudan un chavo por este concepto.

El motivo no es otro que la obsolescencia tecnológica. Los sistemas de grabación y almacenamiento de documentos y archivos personales no tienen mucho futuro a medio y largo plazo. De forma creciente, la información se está subiendo a la red y a la red acudiremos para utilizarlos. Para escuchar música o ver películas en cualquier dispositivo -no sólo ordenadores, sino también televisiones, teléfonos móviles, etc.- no va a ser necesario bajarse a ningún disco duro ni a ningún CD archivo alguno. Haremos click en el archivo y a disfrutarlo.

¿Dudas al respecto?, ¿quieren ustedes escuchar música mientras trabajan? aquí la tienen, en streaming, gratis, sin bajarse archivo alguno (y sin tener que esperar a que se descarguen, claro está). No creo que tarden mucho en aparecer sistemas similares para películas si es que no están ya disponibles.

De hecho, el caballo de batalla de las empresas de tecnología es, precisamente, quién y cómo se llevará el gato al agua del almacenamiento de archivos personales en red. Parece ser que Google está ya atacando este mercado.

Yo creo que en la situación actual es necesario articular algún sistema que permita a los autores (que no necesariamente a la industria de la distribución de música y cine) proteger sus legítimos derechos de propiedad intelectual y beneficiarse económicamente de su trabajo, evitando que terceros se enriquezcan a su costa mientras ellos se quedan a dos velas. Pero el método escogido es erróneo y no les va a durar mucho.

Quizá las entidades de gestión tengan que hacer caso al pianista y atacar a fondo con el ADSL. Claro, que ahí tendrán que enfrentarse a Telefónica, Vodafone, Orange, Deutsche Telecom, AT&T...

viernes, diciembre 14, 2007

Sobre esa fea relación entre publicidad y contenido editorial

En el blog Comunicación & RRPP he encontrado este texto sobre las distorsiones publicitarias en las RRPP.

Es un extracto de un libro titulado Marketing de Diarios y Revistas, de Fernando Montero.

En este extracto se describen prácticas más o menos fraudulentas que vinculan contenidos editoriales con publicidad.

Debo decir que en mi trayectoria profesional me he encontrado con todo eso y algunas otras cosas más (unas muy feas y otras no tanto, la verdad). En todo caso, recomiendo su lectura.

miércoles, diciembre 12, 2007

¡Usa las palabras mágicas!

Durante años, los comunicadores nos hemos devanado los sesos para intentar que los medios de comunicación publiquen historias de las empresas y organizaciones para las que trabajamos. Se usan todo tipo de métodos profesionales (notas de prensa, ruedas de prensa, llamadas telefónicas serias, viajes de prensa...) y no tan profesionales (llamadas telefónicas suplicantes, rogativas a los santos, intentos de soborno, ¡uy no!, regalos para tener un detalle con los periodistas...).

Pero últimamente me he dado cuenta de que hay un truco que no falla. Simplemente tienes que conocer las palabras mágicas y utilizarlas en cualquier comunicado de prensa.

¿Y cuáles son las palabras mágicas? pues van cambiando a lo largo del tiempo. El comunicador sagaz debe descubrirlas y saber cuándo se está produciendo un "cambio de paradigma" (signifique eso lo que signifique) y, por lo tanto, se produce un cambio en las palabras mágicas que abren la puerta de los medios de comunicación.

Por si alguien no lo sabe todavía, he aquí mi contribución al colectivo de comunicadores. En la actualidad, las palabras mágicas son "cambio climático" o sus gemelas "calentamiento global".

Sólo así se explica que se publiquen cosas como ésta:

El RACC vincula el aumento de los accidentes de motos al "cambio climático"
El director de la Fundación RACC, Miquel Nadal, manifestó hoy que que el aumento de la siniestralidad en los moteros está vinculado, entre otros factores, "al cambio climático, ya que la mejora de las condiciones climatológicas en España y en toda Europa está haciendo que haya un aumento de la movilidad en moto".
O como ésta:

El cambio climático acaba con el sueño de la ONU de reducir la pobreza para el año 2015
Al menos 150.000 personas mueren cada año como resultado directo del calentamiento global, según la Organización Mundial de la Salud.
A la primera noticia le sobran comentarios. Sobre la segunda creo conveniente matizar dos cosas:

a) Una afirmación como que 150.000 personas mueren al año como RESULTADO DIRECTO del calentamiento global requiere de datos estadísticos y estudios que lo corroboren. No basta con que lo diga un funcionario de la OMS para que sea verdad. De hecho, un directivo de la OMS dijo hace como tres o cuatro años que un estallido de la gripe aviar en los humanos produciría entre 5 y 150 millones de muertos. Eso es tanto como decir "no tengo ni la más remota idea de lo que puede pasar si la gripe aviar se extiende entre los humanos, pero hagan el favor de asustarse conmigo". No, una declaración de una fuente no es suficiente para publicar un dato tan dramático. (Y esto me recuerda que hace dos o tres años "gripe aviar" eran las palabras mágicas).

b) Empiezo a sospechar que el cambio climático va a ser un chivo expiatorio magnífico para que las organizaciones internacionales y los Gobiernos justifiquen su incapacidad para cumplir sus objetivos.

Y, ya sabes, si perteneces a la noble profesión de comunicador ¡no te olvides de las palabras mágicas!

lunes, diciembre 10, 2007

Esas cosas que conviene mejorar en las administraciones públicas

Encuentro en Expansión.com este pequeño artículo sobre los costes que representan los gastos administrativos para las empresas.

Parece que más de la mitad de las empresas dedican entre 6.000 y 30.000 euros anuales a cuestiones burocráticas. Y en esas cantidades no creo que estén cuantificadas la cantidad de horas de trabajo/hombre que se dedican en las empresas a estos menesteres, sino únicamente el coste de pago de tasas y cosas por el estilo.

Sí, conviene mejorar estas cosas en la administración pública ya que la gestión administrativa se puede convertir en un sumidero de recursos empresariales.

Curiosamente, los empresarios se quejan más que del dinero, del tiempo que se tarda en solucionar muchos de los trámites. Me recuerda un comentario que oí en torno a la operación Guateque. El escándalo no es sólo que haya funcionarios corruptos que cobren por agilizar trámites, también es escandaloso que un ayuntamiento tarde varios meses (se ha llegado a hablar de dos años) para tramitar la licencia de apertura de un local comercial. Sí, eso también es un escándalo.

viernes, diciembre 07, 2007

Cuatro recetas de cocina a base de verduras.

Para que no digáis que no tengo intereses variados. Os presento unas recetillas de cocina de platos que preparo con cierta frecuencia.

Por cierto, son platos que a los niños les gustan bastante (por lo menos a los míos), así que son un buen método para meter verduras en su alimentación.

Que las disfrutéis:

1) Crema de zanahorias.

Pelar y cortar las zanahorias. Yo hago dos kilos de zanahorias para una comida de mucha gente (10 personas).
Hervirlas hasta que estén blanditas.
Opcional. Cortar, pelar y hervir un trozo de calabaza (le da un gustillo dulzón adicional).
Con la batidora, triturar las zanahorias para hacer un puré. Deben ir mezcladas con agua. Lo mejor es utilizar el agua en la que se han hervido que se va añadiendo poco a poco hasta conseguir la textura que nos agrade.
Añadir sal, un toque ligero de pimienta y cualquier otra especia que nos guste.
Añadir crema. Para 1 Kg de zanahorias basta con medio botecito de esos de 200 cl. Yo pongo un botecito entero para la comida de mucha gente (hay quien, en vez de crema, utiliza un queso casi líquido tipo mascarpone).
Seguir batiéndolo para que quede todo integrado.
Se puede añadir, también batido, un poco de queso rallado.
Al servir cada plato, se espolvorea ligeramente con queso rallado en polvo y se adorna con un toque de perejil.

2) Crema de calabaza

Igual que el anterior, pero usando calabaza y no zanahorias.

3) Pastel de espinacas

Poner a hervir las espinacas. Yo utilizo un paquete de espinacas congeladas de 400 gr para un molde circular de unos 22 cm de diametro.
Una vez que están hechas (básicamente cuando se han disuelto y no hay bloques helados), ponerlas a escurrir (hay que escurrirlas bien, incluso apretando algo con un plato o similar, para que no quede mucho líquido).
En un recipiente se ponen las espinacas, se añaden dos o tres huevos (tres si son pequeños), una o dos latas de atún al natural escurrido (mejor al natural que en aceite), sal y pimienta al gusto y una medida generosa de queso rallado. Se pueden añadir otras especias al gusto de cada cual. Se revuelve todo bien.
En un molde de horno se extiende masa de hojaldre*. Si la masa lleva papel de horno, irá sobre ese papel, si no lleva papel de horno hay que preparar el molde untando un poco de mantequilla y espolvoreando el fondo y bordes con harina.
Colocar la mezcla anterior sobre la masa. Doblar los bordes sobrantes de la masa hacia adentro haciendo el dibujo que más nos guste en el bordecillo (como adorno).
Espolvorear la parte superior con queso rallado.
Meter al horno a fuego fuerte entre 20 minutos y media hora (depende de si el horno ha sido precalentado o no).
El pastel está hecho cuando la masa y el queso rallado están dorados. Normalmente en el horno el pastel se abomba y se infla. Esto se le pasa enseguida cuando se saca del horno.
Mejor dejar enfriar algo antes de comerlo. Aguanta muy bien de un día para otro.

Este pastel aguanta muy bien variantes en la mezcla. Se pueden usar acelgas en vez de espinacas (hay que cortar la acelga en trozos muy pequeñitos), se puede sustituir el atún por pasas y piñones si lo queremos más dulce o por aceitunas (negras o verdes) cortadas en trocitos si nos gustan los sabores más fuertes.

* La masa de hojaldre la compro hecha. La hay congelada y fresca. Si alguien quiere entretenerse, en el libro 1080 recetas de cocina explican cómo se hace.

4) Souflé de verduras

Se puede hacer con las verduras que más le gusten a uno. Simplemente con una verdura predominnte (calabacín, por ejemplo) o con una combinación de muchas.
El que yo preparé la última vez tenía cebolla, zanahoria, pimiento, calabacín y berenjena.
Se pica toda la verdura bien picadita. Las zanahorias, o cualquier otra verdura que sea dura, se pueden hervir antes para ablandarlas un poco.
Se rehogan todas las verduras hasta que estén bien cocinadas. Se escurren para que suelten la mayor parte del líquido.
Se añade sal, pimienta y las especias que nos gusten.
Se le da unos toques con la batidora para que no queden trozos de verdura demasiado grandes.
Se mezcla esa masa con la yema de unos huevos. El número de huevos depende del tamaño del molde que vayamos a utilizar. Para un molde grande, yo utilicé cinco huevos.
En un sitio aparte se bate la clara de los huevos a punto de nieve.
Se prepara el molde untando el fondo de mantequilla y espolvoreando con harina.
Se mezcla con suavidad toda la mezcla anterior con la clara de huevo a punto de nieve.
Se añade toda la mezcla al molde y se espolvorea la parte superior con queso rallado (el queso en hebras queda muy bien).
Se mete al horno entre 20 minutos y media hora. Cuando el queso rallado está dorado está hecho.
Conviene dejarlo enfriar algo antes de servir. Aguanta bien el reposo de un día para otro.

domingo, diciembre 02, 2007

¿Han adelantado el día de los Santos Inocentes?

Lo digo por esta noticia, por llamarlo de alguna manera, que he visto publicada hoy:

Las firmas con directivos que juegan al golf obtienen mayores beneficios

Que no digo yo que no sea cierto. Pero he aquí la explicación que ofrecen "los expertos" para dar una razón que justifique este hecho notable:
Según los expertos, la bola no está para golpearla, sino para dirigirla, por lo que el ejecutivo al liderar a otros empleados empieza por gobernarse a sí mismo. Además, el hecho de colocar la bola, el palo y el cuerpo en busca de un mismo objetivo ayuda a mejorar la visión de futuro, la fuerza de voluntad y la disciplina. «El golf es un juego de perfección -añade Pérez [Benito Pérez, director del Instituto de Ciencias del Deporte de la UCJC]-, por lo que aporta capacidad de autoaprendizaje, firmeza mental y control emocional. También aumenta la confianza en sí mismo, los pensamientos positivos y la orientación hacia el logro, pues este deporte exige buena dosis de concentración».
A mí, así de pronto, se me ocurren otras dos explicaciones para justificar por qué las empresas cuyos directivos juegan al golf tienen mayores beneficios:
  1. En los campos de golf se juntan muchos hombres de negocios y hacen tratos suculentos. Independientemente de si saben jugar al golf o simplemente se visten para la ocasión.
  2. La razón causa efecto es la contraria. En las empresas que ganan mucho dinero, los directivos tienen mucho tiempo libre y lo dedican a jugar al golf.
La conclusión general, de todas formas es otra: independientemente de lo absurda que sea una idea, siempre es digna de ser objeto de un estudio "científico".

sábado, diciembre 01, 2007

El Poder y la Gloria: una visión crítica del papado de Juan Pablo II

He terminado hace poco la lectura del libro El poder y la gloria, de David Yallop. Se trata de una visión crítica, desmitificadora e incluso algo destructiva del pontificado de Juan Pablo II.

David Yallop es también autor del libro En nombre de Dios (este no lo he leído), en el que defiende la tesis de que Juan Pablo I fue asesinado a causa de su intención de limpiar los trapos sucios de las finanzas vaticanas. Dicha tesis, que es un rumor continuo desde que se produjo el fallecimiento de Albino Luciani, obviamente no ha sido ni puede ser demostrada.

El poder y la gloria se centra en tres aspectos negativos de la era Wojtyla. El primero de ellos es el ya mencionado de las finanzas vaticanas. Aparentemente, las operaciones que se llevaban a cabo bajo el paraguas del Banco Vaticano, sus vinculaciones con el Banco Ambrosiano, el lavado de dinero de la mafia, las operaciones de ocultamiento de bienes y operaciones dudosas, la relación con la Logia P2 y otras tantas lindezas habían sido la norma durante años (antes de que Juan Pablo II ocupase el puesto de Papa). La crítica de Yallop se centra en la inactividad del Papa a la hora de hacer frente al problema. Wojtyla confirmó al obispo Marcinkus en su puesto, a pesar de estar pringado hasta las cejas en operaciones de dudosa legalidad y dejó que los acontecimientos siguieran su curso para que se resolviesen solos.

El segundo aspecto es, probablemente, el más grave de todos. Durante el ponfiticado de Juan Pablo II salieron a la luz docenas de casos de pederastia protagonizados por sacerdotes católicos. Los casos más llamativos aparecieron en Estados Unidos, pero realmente se descubrieron situaciones de este tipo en prácticamente todo el mundo. La labor de la Iglesia en este tema ha sido un tanto vergonzosa. En vez de asumir el problema y enfrentarse a ello, durante años ha prevalecido una política de silencio, cambiando de diócesis a los sacerdotes implicados y tratando de evitar tanto la publicación de los casos como los juicios a sacerdotes.

La tercera cuestión que afronta el libro es la del declive del catolicismo en todo el mundo. A pesar de la innegable popularidad de Juan Pablo II, lo cierto es que a lo largo de su pontificado las iglesias se han ido vaciando de fieles (sobre todo en el mundo desarrollado). Yallop achaca esta situación a la poca sensibilidad de la Iglesia respecto al tema del sexo y la planificación familiar. En su opinión, se ha producido un desencuentro entre la jerarquía y las bases católicas y un mensaje que se basa en la abstinencia sexual es absolutamente incapaz de calar entre las capas jóvenes de la población. De ahí que en las iglesias cada vez haya menos fieles, y de mayor edad.

A mí este libro me ha parecido una lectura interesante. Sobre todo porque tras unos años de mensajes absolutamente elogiosos con el Papa, resulta atractivo enfrentarse a una visión crítica. Pero creo que se centra tanto en los aspectos negativos que probablemente pierde un poco la perspectiva de las cosas. Así que sería interesante complementar esta lectura con algún otro libro más amigable con la Iglesia.

Otra cuestión que me parece negativa de la obra es su excesiva longitud. La obra se pierde en infinidad de datos y detalles sobre temas financieros (para hacer un seguimiento de todas las operaciones que se detallan en el libro habría que tener un máster en la materia), sobre los casos de pederastia, sobre las relaciones del Papa con Polonia, etc. Es un libro de casi 700 páginas y, la verdad, creo que sería factible reducirlo en unas 200, pasando gran parte de esa información a anexos o notas adicionales. De esa forma, la lectura sería mucho más amena y sencilla.

El libro en cuestión me lo ha regalado la editorial Temas de Hoy, a quienes agradezco el detalle.