domingo, diciembre 02, 2007

¿Han adelantado el día de los Santos Inocentes?

Lo digo por esta noticia, por llamarlo de alguna manera, que he visto publicada hoy:

Las firmas con directivos que juegan al golf obtienen mayores beneficios

Que no digo yo que no sea cierto. Pero he aquí la explicación que ofrecen "los expertos" para dar una razón que justifique este hecho notable:
Según los expertos, la bola no está para golpearla, sino para dirigirla, por lo que el ejecutivo al liderar a otros empleados empieza por gobernarse a sí mismo. Además, el hecho de colocar la bola, el palo y el cuerpo en busca de un mismo objetivo ayuda a mejorar la visión de futuro, la fuerza de voluntad y la disciplina. «El golf es un juego de perfección -añade Pérez [Benito Pérez, director del Instituto de Ciencias del Deporte de la UCJC]-, por lo que aporta capacidad de autoaprendizaje, firmeza mental y control emocional. También aumenta la confianza en sí mismo, los pensamientos positivos y la orientación hacia el logro, pues este deporte exige buena dosis de concentración».
A mí, así de pronto, se me ocurren otras dos explicaciones para justificar por qué las empresas cuyos directivos juegan al golf tienen mayores beneficios:
  1. En los campos de golf se juntan muchos hombres de negocios y hacen tratos suculentos. Independientemente de si saben jugar al golf o simplemente se visten para la ocasión.
  2. La razón causa efecto es la contraria. En las empresas que ganan mucho dinero, los directivos tienen mucho tiempo libre y lo dedican a jugar al golf.
La conclusión general, de todas formas es otra: independientemente de lo absurda que sea una idea, siempre es digna de ser objeto de un estudio "científico".

3 comentarios:

Senior Manager: dijo...

Concuerdo 100% con tus dos afirmaciones. La primera es la pura verdad, de hecho existen torneos en donde ya se sabe de antemano que se cerrarán informalemnte cuantiosos negocios. Luego te puedo decir que en la empresa en que trabajé antes, el Director no iba a trabajar muchos viernes al mes para acudir a un torneo de golf local en donde sólo participaban directores de grandes multinacionales...Luego el lunes llegaba con grandes planes e ideas para ponerlas en práctica de inmediato, No sé si esta "terapia" le servía a la empresa, pero ya quisiera yo ir a jugar al golf en lugar de trabajar.

Max Estrella dijo...

He pensado exactamente lo mismo antes de leer tus explicaciones, en especial la segunda relativa a la causalidad. Por eso, permíteme el matiz: "dicen" que son científicos, pero esos estudios son meramente estadísticos. Y es que entre correlación y causalidad todavía hay una diferencia...

Por cierto. ¿Te acuerdas del chiste de los tres mejicanos que deciden jugar al golf?

Fabián dijo...

Gracias por los comentarios.

Max:

Desgraciadamente no me acuerdo del chiste de los mexicanos, me tendrás que refrescar la memoria.

Y, por cierto, feliz cumpleaños ¿no?