domingo, octubre 26, 2008

El mito olímpico de la creación

Al principio de todas las cosas la Madre Tierra surgió del Caos y, mientras dormía, parió a su hijo Urano. Mirándola tiernamente desde lo alto de las montañas, derramó lluvia fértil sobre sus grietas ocultas y ella concibió la hierba, las flores y los árboles, con los animales y las aves que podían vivir en ese entorno. Esta misma lluvia produjo las corrientes fluviales y llenó las cavidades con agua, y fue así como aparecieron los lagos y los mares.
Robert Graves, Los Mitos Griegos.

De todos los mitos de la creación que alguna vez he leído o me han contado, creo que éste es uno de los más hermosos.

1 comentario:

Félix dijo...

En cierta medida es una explicación muy próxima a lo que hoy la ciencia considera como realidad. el Caos puede entenderse como ese entorno en expansión tras el big bang y la formación de los planetas con material flotando en torno a una estrella. Y cabe dentro de lo posible que la vida llegara desde el espacio como esa lluvia de Urano, bien a través de un meteorito o como algún tipo de reacción ante una radiación exterior.