jueves, septiembre 09, 2010

Yo también soy homeópata

Me he sumado a un espontáneo movimiento de blogueros y otras gentes de mal vivir y me he sacado mi propio certificado de experto en homeopatía. Eso sí, como me ha dado cosilla poner mi nombre exacto en un documento que evidentemente carece de valor, he preferido utilizar un discreto seudónimo.


Lo cierto es que, bien mirado, la facilidad para sacarse este titulillo no dice nada en contra de la homeopatía en sí (que ya tiene bastante mala prensa por sí misma). De lo que sí dice bastante es de lo inútiles que son algunos programadores de páginas web. En este caso, ni siquiera es necesario contestar al test para sacar el título. Pones el nombre que te da la gana en la primera página, te vas directamente a la de imprimir y voilá, ya tienes tu diploma.

Se me ocurren variantes atractivas para sacarse unas perrillas, como expedición de títulos de experto en economía, fontanería, paracaidismo, astrología, electricidad o lectura del futuro en las cacas de perros. Se monta una página web, se diseñan unos cursos teóricos tirando de wikipedia y se cobran unas sumas mínimas por la expedición de los títulos, lo que se puede acompañar de ingresos adicionales con adsense y otras publicidades de baratillo.

De todas formas, como dice mi mujer: "no tiremos demasiado de la manta del cantamañanismo, puede ocurrir que lleguemos demasiado lejos".


No hay comentarios: