domingo, mayo 06, 2012

En mares salvajes, Javier Reverte

Ya he comentado en ocasiones anteriores lo atractivo que me resulta leer sobre los viajes del periodista y escritor Javier Reverte. Sus viajes tienen la gracia de ser realizables. Basta con hacer una mínima planificación y contar con algo de presupuesto.

En este caso, Reverte nos lleva a dar un largo paseo por el Paso del Noroeste, una esquiva ruta marítima al Norte de Estados Unidos y Canadá cuyos intentos de exploración y apertura se cobraron la vida de cientos de marinos en diversas expediciones a lo largo de los siglos XVIII y XIX. En mares salvajes aprovecha que el descenso de los volúmenes de hielo en el Ártico hacen ahora posibles rutas turísticas en barco por aquellos lares. Reverte se embarca en uno de estos trayectos y aprovecha para contarnos, con su técnica habitual (intercalar el relato de su propio viaje con los relatos de documentación sobre las gestas del pasado y la situación actual de los territorios que recorre) algunas historias fascinantes. Entre ellas destacan los relatos sobre personajes tan atractivos como John Ross (no confundir con James, John exploró el Ártico y James la Antártida), John Franklin o Roald Amunden (a quien se atribuye, entre otras azañas, el haber conseguido finalmente recorrer el Paso del Noroeste).

Entre todas estas historias, la más espeluznante y novelesca es la de Franklin, sobre la que se ha escrito mucho, incluso en términos de novelas fantásticas.

En todo caso, para los aventureros de salón, como soy yo, En mares salvajes es una obra perfectamente recomendable.

No hay comentarios: